Colombia ha protagonizado un crecimiento significativo en la industria de alimentos y bebidas en los últimos años. Conozca cuál es su proyección.

Según un informe realizado por Invest in Bogotá, agencia de promoción de inversiones de Bogotá, y Euromonitor International, proveedor independiente en investigaciones estratégicas de los mercados, las ventas aumentarán potencialmente en los próximos cinco años.

En 2015 se registró un saldo total de 21.200 millones de dólares en ventas. Según el informe, para 2017 serán 23.730 millones de dólares y para 2020 superarán los 35.000 millones de dólares, así lo proyectan las entidades.

Los alimentos procesados, según el estudio, son los que sostendrán notablemente el crecimiento, registrarán un aumento del 40% en su consumo entre el presente año y 2019. El comportamiento de estos alimentos se destaca por las cifras en el consumo per cápita de los colombianos, en 2015 se estimó un gasto de 428,4 dólares. Esto también gracias al nivel de ingresos del país y la demanda de productos premium.

Bogotá es fundamental para esta industria, pues hoy concentra el 43% de todas las ventas del país y es base de 46 de las 100 empresas extranjeras más importantes del sector. Con una clase media de más del 53% de su población, se ha convertido en un mercado muy atractivo, con tendencia hacia productos premium y abierto a recibir nuevas propuestas”, expresó Juan Gabriel Pérez, director ejecutivo de Invest in Bogotá.

El sector ha fortalecido su capacidad innovadora para desarrollar marcas de alta calidad respondiendo a las necesidades de los clientes. Según el informe, el público colombiano está interesado en profundizar las nuevas tendencias del mercado y le llama la atención la presentación de una nueva oferta de productos.