Información brindada por: la universidad de La Salle

Existen consumidores que están muy pendientes de las fechas de vencimiento de los alimentos y que no compran el producto si está próximo a la fecha de caducación aunque esté en buen estado. Esto mismo pasa a mayor escala en las grandes superficies, quienes piden a los proveedores recoger los productos y reemplazarlos si las fechas son muy cortas.

Muchas veces este problema de desperdicios se genera porque los empresarios no hacen los cálculos correctos y colocan una fecha más corta a la que realmente debería tener el producto.  Actualmente, el 34%  del total de los alimentos que el país podría consumir durante un año son desperdiciados, es decir, que por cada 3 toneladas de comida disponible en Colombia, una tonelada termina en la basura. Además, según un estudio realizado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP), en Colombia, productores y consumidores pierden o desperdician 9.76 millones de toneladas de comida al año.

“Es un reto para la industria procesadora de alimentos, establecer el tiempo y las condiciones de almacenamiento de sus productos, de forma tal, que sea de alta calidad e inocuo para el consumidor. Ante la normatividad vigente es necesario que las empresas definan el tiempo de vida útil usando técnicas precisas con las que además aumentarán la eficiencia del almacenamiento, bajarán los índices de desperdicio y mantendrán la calidad que el consumidor espera” afirma Liliana Peralta, Directora del Programa de Ingeniería de Alimentos de la Universidad de La Salle.

Los micro, pequeños y medianos empresarios son generalmente los más afectados. De hecho, tienen pérdidas financieras considerables cuando sus productos finalmente son devueltos.

Modelación matemática es la solución que requieren productores de alimentos

Ante esta costosa y triste realidad, el Programa de Ingeniería de Alimentos de la Universidad de La Salle, creó cursos y talleres al respecto. El más solicitado por el público tiene el nombre de ‘Determinación del tiempo de vida útil de un alimento’, donde los expertos enseñan usando la modelación matemática cómo disminuir los errores en las fechas de vencimiento que al final se traducen en desperdicio de recursos, de tiempo y de dinero.

La calidad de los alimentos se puede definir como el conjunto de cualidades o propiedades que los hacen aceptables o no para los consumidores. Estas cualidades incluyen tanto a las percibidas por los sentidos (sensoriales): olor, sabor, color, textura, forma y apariencia, como también las cualidades higiénico sanitarias (condiciones básicas para que  los alimentos no sean peligrosos para la salud  humana), cualidades nutricionales y cualidades o propiedades comerciales que están relacionadas con precio, envase, servicios al cliente, etiquetado del producto, diferenciación de la competencia, rastreabilidad, entre otros. Todas estas cualidades o propiedades conforman los atributos de calidad de los alimentos que son percibidas por el consumidor.

Consúmase preferiblemente antes de VS.  fecha de vencimiento

Al desperdicio de comida también hay que agregar que los consumidores tienen confusiones a la hora de revisar las etiquetas de los alimentos.

La mayoría de las personas desconocen las diferencias entre ‘consúmase preferiblemente antes de…’ y la fecha de vencimiento.

(También le puede interesar: Perspectiva de la industria de alimentos)