El tráfico alto, las cargas pesadas, el uso o el tiempo pueden generar pequeños daños en los pisos, por lo que es necesario corregirlos.

Las plantas de la industria de alimentos y bebidas no se encuentran exentas de los daños ocasionados por la misma realidad de la operación, una en la que los agujeros o imperfecciones en los sustratos de concreto son un problema inminente en el que se necesitan realizar reparaciones.

Ahora bien, es de tener en cuenta que, a diferencia de los morteros utilizados para la reparación en pisos de tráfico regular (como en las casas), para este tipo de daños puntuales en pisos industriales es indispensable utilizar el producto adecuado.

Es por ello que el jefe de mantenimiento de una planta necesita realizar la evaluación del daño y verificar que el mortero a comprar cumpla con los requerimientos de resistencia (química y al tráfico), precisamente, para asegurarse de que sea una solución a largo plazo.

“Se deben buscar tres características principales: elevadas resistencias mecánicas, estamos hablando de resistencias mayores a 14.000 PSI, extrarrápido curado, en menos de una hora, e instalación a temperaturas bajo cero”, según explicó a la revista IAlimentos, Lizeth Porras, directora comercial de Industria de Euclid Chemical Toxement. WhatsApp Image 2020 11 03 at 3.42.52 PM 2 300x225

Y es que, según explica Porras, el curado rápido es fundamental en una planta de alimentos, en donde es necesario evitar las paradas de producción largas, para reducir pérdidas de dinero.

Es acá en donde cobran sentido las tecnologías de resina líquida de metil metacrilato para la reparación de oquedades o huecos en pisos industriales, que gracias a su tecnología MMA, se puede dar al servicio 60 minutos después de haber sido aplicado.  

Con este mortero se pueden realizar reparaciones a temperaturas bajo cero sin detener su operación. Esto, teniendo en cuenta que se utiliza principalmente en la entrada de los cuartos fríos o cavas de congelación, el punto de mayor choque térmico (cambio brusco de temperatura) y donde usualmente se presentan desprendimientos del concreto, imposibilitando el tránsito de montacargas.

“En la puerta de un cuarto frío se genera mucha tensión, debido a la entrada y salida de montacargas y personal, haciendo que la temperatura fluctúe y se generen rompimientos. Con algo así, se necesita hacer una reparación, sin necesidad de apagar el cuarto”, dice Porras.

Adicionalmente, la experta explica las implicaciones que tendría ambientalmente: “apagar un cuarto frío para llevar la temperatura ambiente y poder hacer una intervención con morteros o pisos tradicionales y después prenderlo, conlleva también un gasto energético importante”.

De manera que, para realizar este tipo de reparaciones, de problemas puntuales, como huecos o fracturas de la superficie, es recomendable buscar productos con la tecnología de metil – metacrilato, con el cual no hay necesidad de apagar todo el cuarto y se garantizará la seguridad industrial.

READY REP LT es un mortero de reparación innovador, dado su tecnología metil metacriltato. Este ofrece rápidos tiempos al servicio, reparaciones a temperaturas o condiciones extremas de temperatura bajo cero y una resistencia mecánica excepcional. Para conocer más sobre este producto de Euclid Chemical Toxement, lo invitamos a llenar el siguiente formulario: