La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés) presentó su plan para mitigar los riesgos que conlleva el consumo de elementos tóxicos en niños.

Closer to Zero es el nombre del plan creado por la FDA para reducir la exposición de los niños y bebés a elementos tóxicos como el arsénico, plomo, cadmio y mercurio, que están presentes en algunos alimentos.

De acuerdo con la organización estadounidense, los efectos de estos componentes dependen de los niveles de los elementos en los alimentos y de la cantidad consumida, así como del aire, agua y suelo en donde se cultiven; también especifica que dependen del tipo de cultivo alimentario y la cantidad de “absorción”.

Enseguida, conozca algunos de los puntos del plan de acción para contrarrestar esta problemática:

1. Iteración continua

Teniendo en cuenta que reducir los niveles de elementos tóxicos en los alimentos es complicado y multifacético, según dice la FDA, el progreso en la investigación y la evaluación de los cambios en la exposición dietética a elementos tóxicos es una de las actividades fundamentales del plan de acción.

Lo anterior incluye la revisión de los datos existentes de las pruebas de rutina del suministro de alimentos, la investigación y los datos sobre métodos analíticos químicos, ensayos toxicológicos, evaluaciones de exposición y riesgo, y otra información científica relevante.

2. Buenas prácticas

Ahora bien, más allá de compartir los datos recolectados, la agencia espera alentar la adopción de mejores prácticas por parte de la industria, con el fin de reducir los niveles de elementos tóxicos en los productos básicos y agrícolas.

En este sentido, plantea monitorear de cerca las actividades relacionadas con el tema, estableciendo un marco de tiempo para evaluar el progreso de la industria hacia el cumplimiento de los niveles de acción y reiniciar el ciclo para determinar si los datos científicos respaldan los esfuerzos para ajustar aún más los niveles de acción.

Le recomendamos: Bebidas: el producto favorito de las loncheras en casa.

Según anunció y basada en sus funciones, también estará estudiando la información, a medida que esté disponible, “para determinar si algún alimento está adulterado o violatorio y tomará las medidas apropiadas”.

3. Alianzas

En el informe, la organización destacó la importancia de trabajar con las partes interesadas, para lograr avances en el objetivo. “Nuestro trabajo, combinado con el de nuestros grupos de interés, ha llevado a reducciones significativas en la exposición a elementos tóxicos”, afirmaron,

Por esto, consultarán a las partes involucradas, sobre los niveles de acción propuestos, incluida la viabilidad de las acciones propuestas, debido a que, a la final, todo este proceso se realiza para evitar consecuencias en esta población.

“Es fundamental garantizar que las medidas tomadas para limitar los elementos tóxicos en los alimentos no tengan consecuencias no deseadas, como eliminar del mercado los alimentos que tienen importantes beneficios nutricionales o reducir la presencia de un elemento tóxico y aumentar otro”, indicaron.

Le puede interesar: Descubren azul cian natural para alimentos y bebidas.