El sistema conecta a más de 25 mil empleados en más de 160 países y usa esquemas de la industria 4.0 como la producción inteligente para mantener sus servicios.

En medio de la pandemia por el nuevo COVID-19 y frente a las restricciones de movilidad implementadas en diferentes países del mundo, la multinacional sueca Tetra Pak ha recurrido a esquemas de tecnología de punta para mantener activa la cadena de alimentos y bebidas.

Según lo anunciado por la empresa a través de un comunicado de prensa, el sistema remoto sumado a esquemas propios de la industria 4.0 como la producción inteligente, la digitalización, la nube, el internet de las cosas y las soluciones inteligentes para perfeccionamiento de procesos y atención de fábricas, ha sido esencial para que la compañía haya podido mantener su calidad y sus servicios.

“Hemos tenido que reinventar la forma de trabajar para lograr proteger a nuestra gente, que ha sido prioridad, y para mantener nuestra operatividad y la calidad de nuestros productos y servicios. Todo lo que estamos implementando seguirá siendo útil en la era post COVID-19”, explicó Alfonso Velásquez, Director de servicio técnico para Tetra Pak Andina.

Actualmente el 70 % de los empleados de Tetra Pak se encuentran conectados remotamente en diferentes países del mundo. Se ha trabajado de la mano del equipo de tecnología global para ampliar las capacidades, mantener la productividad y poder soportar esta nueva forma de trabajar.

“En Colombia hemos brindado soporte técnico a los clientes a través de realidad virtual, permitiendo específicamente que puedan hacer mantenimiento y soporte de fallas en los equipos. Hemos reducido la presencia de nuestro personal técnico y hemos logrado migrar a esquemas digitales que nos han proporcionado una efectividad y productividad sin igual”, agregó Velásquez.

El sistema funciona dando acceso remoto a los PC, PLC y otros componentes de las fábricas conectados a la red, permitiendo transferir así archivos desde y hacia la planta. Se procede a dar atención y se genera una trazabilidad de todos los accesos que tienen las fábricas para poder mantener los procesos al día.

Este servicio se presta principalmente cuando hay fallas de arranque de equipos, desviaciones en los parámetros de producción, alarmas en las máquinas, problemas de comunicación entre equipos, problemas con creación de informes y prestando soporte en tareas de mantenimiento.

“Las fábricas de alimentos y bebidas han podido evidenciar beneficios como la eliminación de  los tiempos de espera para la llegada de un especialista a la planta, la reducción de los costos con pérdida de producto gracias a que los problemas se resuelven más rápidamente, la reducción de los costos de mantenimiento en gastos y horas de viaje, contar con una respuesta precisa en los tiempos requeridos por los clientes y finalmente un gran beneficio en protección de la seguridad alimentaria y la salud de los operarios de Tetra Pak y de sus aliados”, concluyó Velásquez.

Le puede interesar: IFF y DuPont anuncian propósito, visión y modelo operativo para su futura fusión