Innova Market Insights reveló las tendencias que están marcando una nueva era en los productos panificados y de repostería.

Con el fin de ajustarse a las necesidades de los consumidores, la industria de panificados se ha visto en la obligación de desarrollar nuevos productos, más saludables y, especialmente, que refuercen el sistema inmunitario. De acuerdo a Innova Market Insights, en la actualidad, tres de cada cinco consumidores priorizan aquellos alimentos cuyos ingredientes refuercen su sistema inmunitario.

Las tendencias en panificados optan con mucha más frecuencia por panes y galletas más saludables y funcionales, sin perder su característico sabor artesanal, lo que implica un gran desafío para la industria. A continuación, se detallan algunas tendencias y comportamientos de consumo, que han puesto en alerta al sector:

Expectativas de los consumidores de panificados

  • Eliminar o reducir el consumo: es lo que busca el 55 % de las personas. Esto se debe a que el gluten hoy no tiene una connotación tan positiva en el organismo, por su intolerancia en una gran parte de la población.
  • Concepto saludable: el 41 % piensa que los panificados son saludables, mientras que el 34 % está dispuesto a versiones que lo sean.
  • Claims nutricionales: que sean gluten free, bajos en grasas, que contengan fibras y proteínas, sin grasas trans.
  • Conveniencia: poder conseguirlos en cualquier momento y lugar. La venta a domicilio está en pleno auge y esto permite al consumidor poder tener acceso a sus productos preferidos en su propio hogar.

Tendencias que la industria debería considerar 

  • Reforzar el sistema inmunitario: hoy es una de las prioridades de muchos consumidores. Debido al COVID-19, tres de cada cinco personas priorizan aquellos alimentos cuyos ingredientes refuercen su sistema inmunitario.
  • Tecnología alimentaria: este sector evoluciona constantemente y la tecnología juega un papel muy importante. Uno de cada tres consumidores ve con buenos ojos que ésta se use, siempre y cuando sea con el objetivo de mejorar la naturalidad y los valores nutricionales de los productos que consumen.
  • El poder del bienestar mental: Mens sana in corpore sano. Una afirmación milenaria que hoy es más cierta que nunca. De ahí que este sector quiera innovar e incorporar ingredientes y principios activos que mejoren el estado de ánimo de los consumidores, los cuales quieren optimizar su bienestar físico, mental y social.

Le puede interesar: LAS NUEVAS TENDENCIAS EN EL MERCADO DE LA NUTRICIÓN DEPORTIVA

Por otro lado, existe una tendencia en la industria relacionada con la transparencia. Hay un dato que es demoledor: tres de cada cinco personas quieren conocer en profundidad qué consumen. Por eso agradecen, y en algunos casos incluso exigen, que se les informe la procedencia de los ingredientes y su proceso de fabricación. Por ello, esta industria busca productos con beneficios nutricionales sin perder indulgencia.

Saborizantes para panificados

  • Notas a leudado o fermentación: ayudan a resaltar aromas en fermentaciones cortas, simulando mayor tiempo en cámaras de leudado. Siempre hablando de no perder calidad y autenticidad.
  • Sabores lácteos: como leche, yogurt y manteca. Ayudan a redondear los sabores dentro de la masa, otorgando mouthfeel a los productos.
  • Esencia de vainilla, vainillina o extractos de ésta: es la madre de todos los sabores. Está presente en casi todos los productos del mercado. Es un sabor muy querido por los consumidores, no es invasivo y queda muy bien en todos los productos.
  • Otros sabores muy utilizados: limón, variedades de chocolates, coco y naranja. Se pueden usar solos o acompañados, para dar sensaciones y aromas especiales que distinguen un producto de otro.

Conclusiones 

Bajar los costos de los productos de confitería y panadería es uno de los principales desafíos de la reformulación en la industria. El Coronavirus trajo nuevos desafíos de transformación, adaptación, colaboración, innovación tecnológica y renovación, marcando cambios para el futuro.

La panadería y repostería se convirtieron en fuentes de ingreso al iniciar emprendimientos gastronómicos. Ahora hay más tiempo para cocinar en casa y también se buscan productos más premium y artesanales en locales barriales y cadenas. Por ejemplo, una de las grandes tendencias es hacer masa madre y la reinserción de la pizza casera. Los números hablan por sí solos: el 80 % de los argentinos consume pizza una vez por semana.

Los esfuerzos del sector se han centrado en ideas y productos que aúnen salud y placer, en respuesta a la demanda. Las fábricas de galletas apuestan a innovar en sus lanzamientos con la salud como principal motor, para lograr productos reducidos en azúcar y con menos contenido calórico.

Esta tendencia de fabricación más saludable se traduce en productos aptos para veganos, una filosofía de vida que ha venido para quedarse y cuyo propósito ha sido escuchado por las principales firmas de estos sectores, creando productos que se ajustan a esta tendencia. En productos libres de gluten, lácteos y almidones los sabores cumplen un rol más importante, ya que necesitan resaltar ciertas cualidades que no se logran cuando las recetas quedan libres de estos ingredientes.