Tecnologías de punta para asegurar el retorno a la vida laboral en las plantas de producción.

Alcanzar un nuevo nivel de estabilidad en la producción industrial durante la segunda mitad del año 2020 y probablemente aún más hacia el futuro, requerirá del esfuerzo en conjunto de toda la sociedad. Según el Dr. Tedros Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “necesitamos llegar a una situación sostenible en la que tengamos un control adecuado de este virus sin cerrar nuestras vidas de forma completa, o sin tener que recurrir a un confinamiento tras otro. No habrá vuelta a la antigua normalidad en el futuro previsible”.

Al respecto, nuestro equipo editorial generó una conversación con el Dr. Rodrigo Méndez, reconocido médico cirujano e ingeniero electrónico en la ciudad de Bogotá, Colombia. En el marco de la presentación de su sistema tecnológico y epidemiológico para el control de la pandemia, el Dr. Méndez identificó aspectos claves a tener en cuenta por parte de la industria para retornar a la vida laboral presencial de manera inteligente.


Las tecnologías de medición no touch son vitales para garantizar la máxima bioseguridad.

“La situación de salud y socioeconómica que está atravesando nuestro país y el mundo, nos ha unido a un grupo multidisciplinario con gran acopio de experiencia en el área de ingeniería, de la medicina y del mundo empresarial; con el propósito de ofrecerle a la sociedad, un sistema integral tecnológico y epidemiológico preventivo, frente a la pandemia COVID-19,” afirmó Méndez. “Esta solución, que involucra sensórica avanzada, inteligencia artificial y análisis de datos en tiempo real, permite manejar adecuadamente el confinamiento o cuarentena y el posterior desconfinamiento”, agregó.

Lo invitamos a leer: DESINFECTANTES AVALADOS CONTRA EL COVID-19

Focalizando el problema de manera inteligente

El Dr. Méndez resaltó la importancia de identificar rápidamente y desde las empresas a las personas con infección, con el fin de alertar a sus familiares y sus contactos más cercanos, permitiendo así hacer un aislamiento social temprano. “Es crucial remitir al centro de salud o clínico oportunamente a la persona infectada que puede complicarse, evitando de esta manera que llegue a cuidados intensivos, a complicaciones o secuelas, con altos costos en vidas y consecuencias económicas”, complementó.


Es fundamental identificar a la población de alto riesgo por edad y comorbilidad.

Dentro del estudio epidemiológico y de salud realizado dentro de las empresas, es fundamental identificar a la población de alto riesgo por edad y comorbilidad, que es a su vez la población de mayor morbimortalidad. Las estadísticas entregadas por los entes de salud confirman que la mayoría se trata de adultos y adultos mayores, personas que tienen enfermedades que comprometen sus sistemas inmunológico, cardiovascular, respiratorio y que presentan enfermedades renales o metabólicas (diabetes, hipotiroidismos y obesidad), entre otras.

El sistema tecnológico presentado, denominado Abba por el equipo colombiano de desarrollo entre los que se encuentran las empresas Colmetryca y PM Tec Engineering, selecciona la población de alto riesgo que no está inmune para que sea priorizada en la aplicación de la vacuna, cuando esta salga al mercado.

Seleccionando la población de riesgo que ha hecho inmunidad y la no inmune, todo dentro de los parámetros de privacidad de su historia clínica, estamos colaborando a la autoridades públicas y de salud, a adoptar políticas y decisiones que conduzcan a un manejo adecuado de la pandemia”. afirmó el Dr. Ricardo Méndez.

Le puede interesar: ESTUDIO DEFINE ASPECTOS PARA DESINFECTAR ESPACIOS CERRADOS DE COVID-19

Análisis de información clínica en tiempo real

Para el Dr. Méndez, es clave que la información se adquiera de manera automática y pueda procesarse y analizarse en tiempo real para la toma temprana de decisiones. “Es de resaltar que la toma de la temperatura, saturación de oxígeno, frecuencia cardiaca, identificación facial y aforo de recintos es automática, al igual que la función de desinfección de las manos y escaneo de tarjetas de identificación, lo que garantiza máxima bioseguridad al no haber contacto directo con el usuario”, sentenció.

Es clave que la información se adquiera de manera automática y pueda procesarse y analizarse en tiempo real para la toma temprana de decisiones.

El sistema utiliza su “cerebro médico” para generar recomendaciones y alertas  tanto para entidades públicas como privadas. Un sistema como este permite conocer mediante la georreferenciación, la trazabilidad de personas infectadas, sus contactos y controles de cuarentena.

Para el médico e ingeniero, un sistema como el que presentó puede ser utilizado a todo nivel, desde el sector público y privado, a nivel nacional y regional, ministerios y secretarías de salud. Es aplicable a diferentes áreas de la economía, sistemas masivos de transporte, centros de salud, centros empresariales, comerciales e industriales, centros educativos, culturales y de esparcimiento, escenarios deportivos, restaurantes y clubes entre muchos otros.

Distanciamiento eficiente

Otras compañías se han enfocado en desarrollar soluciones para hacer frente a diferentes retos impuestos por la pandemia en las plantas de manufactura. Por ejemplo, para hacer más eficiente el distanciamiento al interior de las plantas, distintas compañías han lanzado soluciones que emplean tecnologías como RFID, Bluetooth e IoT.

Tecnologías como RFID, Bluetooth e IoT han demostrado ser eficientes para asegurar el distanciamiento al interior de las plantas.


Por su parte, Triax Technologies lanzó nueva solución que proporciona alertas de distanciamiento y rastreo de contactos a través de un dispositivo portátil para los trabajadores. De igual forma, Samsung, en alianza con Radiant RFID, ha implementado en sus relojes inteligentes una tecnología que emite una vibración y advertencia con un código de colores para que los usuarios sepan cuándo se encuentran en una distancia menor a 1,8 metros de otra persona en tiempo real.


Sin duda, ingenieros e investigadores al servicio de la industria se han puesto “manos a la obra” para canalizar la imaginativa humana y crear soluciones eficientes con agilidad. “Estoy bastante orgulloso de la industria en sí misma por el volumen de innovación que estamos viendo. Estamos aprovechando la tecnología para reutilizar o reorganizar las líneas de producción rápidamente, quiero decir, realmente rápido”, expresó Jürgen von Hollen, presidente de Universal Robots, en un evento virtual, organizado recientemente por la Association for Advancing Automation (A3).


Los protocolos de bioseguridad en todas las plantas de producción sin importar su sector es un concepto que recién hace seis meses eran ajeno a la realidad de la industria manufacturera. La llegada de la covid-19 generó una nueva forma de trabajar y de producir, donde las tecnologías para garantizar condiciones seguras son claves para que la economía y la industria sigan andando.

Le puede interesar: DIVISORES DE CARTÓN PARA EL DISTANCIAMIENTO FÍSICO