El Centro de Innovación de Alimentos Cultivados entrará en funcionamiento en el año 2022.

Tres empresas, Givaudan, Bühler y Migros, han creado una nueva entidad, The Cultured Food Innovation Hub (Centro de Innovación de Alimentos Cultivados) en Kemptthal, cerca de Zúrich, para acelerar el desarrollo y la penetración en el mercado de productos de agricultura celular. Son muchos los argumentos que apoyan la idoneidad masiva de la carne cultivada: carne sin sacrificio ni ganadería industrial, un equilibrio climático significativamente mejor, sin uso de antibióticos y seguridad alimentaria garantizada. El Centro de Innovación empezará a funcionar a partir del próximo año.

Esta nueva entidad proporcionará instalaciones y conocimientos para acelerar a otras empresas en sus viajes de carne cultivada, pescado y marisco cultivado y fermentación de precisión. El Centro de Innovación de Alimentos Cultivados estará equipado con un laboratorio de desarrollo de productos, así como con capacidades de cultivo celular y biofermentación para ayudar a las nuevas empresas a desarrollar y comercializar el producto adecuado.

En los últimos años, se ha visto un importante aumento de la demanda de alimentos de origen vegetal en todo el mundo, hecho que ha puesto de manifiesto la amplia preocupación de los consumidores por el medio ambiente, así como su expectativa de que los productores ofrezcan alimentos saludables que sean éticos y sostenibles. En un mundo que se enfrenta a grandes retos por el cambio climático, junto con una población que se espera que supere los 10.000 millones de personas en 2050, la necesidad de cultivar y abastecerse de alimentos de forma sostenible es fundamental.

La agricultura celular para el cultivo de carne proporciona los medios para el cultivo de productos animales sin criar animales. Se utilizan células animales como punto de partida y luego se emplean tecnologías como la fermentación para el cultivo de productos cárnicos. El resultado es una carne idéntica en estructura y sabor a su homóloga animal, con un impacto medioambiental muy reducido y sin necesidad de criar o sacrificar animales en masa.

“La agricultura celular ofrece una solución en varios ámbitos, desde la reducción del uso de la tierra y el agua hasta el bienestar animal, pasando por la seguridad y la calidad de la cadena alimentaria. Los tres socios de esta nueva empresa están comprometidos con la sostenibilidad como compañías individuales; el esfuerzo combinado permite el viaje hacia un sistema alimentario más sostenible”, finalizó Ian Roberts, Director de Tecnología de Bühler.


Conozca la historia de tres Startups que a través de tecnologías innovadoras están transformando el desarrollo de colorantes, proteínas e ingrediente bioprocesados, en el último especial digital de IAlimentos:

especial IA 300x78