La liofilización es una técnica de deshidratación por frio, un proceso común en la industria alimentaria conocido como deshidrocongelación (secado por congelación) cuyo procesamiento es realizado al vacío lo que garantiza un producto de muy fácil disolución y/o regeneración, que tiene como principal característica mantener al máximo las propiedades organolépticas de los alimentos.

deshidratados

Ahora bien, este proceso se realiza con la ayuda de una maquina conocida como liofilizador, en la que al introducir el producto procesado listo para su secado, se genera un entorno al vacío, donde el producto o alimento es sometido a bajas temperaturas (-40°C), lo que conlleva a la transformación de su estado (sublimación) que en otras palabras, no es más que el cambio directo de solido a gas sin pasar por liquido. Esto básicamente se aplica al contenido acuoso del alimento, el cual sublima terminando con materia solida sin ningún remanente líquido.

frutas deshidratadas

Café, frutas, verduras, especias y hasta carnes, son ahora en día un claro ejemplo del resultado de esta técnica, Lo más importante del método es que no altera la estructura fisicoquímica del producto y admite su conservación sin cadena de frío, ya que su bajo porcentaje de humedad permite obtener un producto con elevada estabilidad microbiológica. Asimismo, el hecho de no requerir refrigeración facilita su distribución y almacenamiento. sin embargo, una de las desventajas que tiene la liofilización es su alto costo además del largo tiempo que toma este proceso.

 Más información en: http://goo.gl/DGCKi5