El gremio porcicultor entregó a Acodrés material para apoyar la reactivación de cerca de 60 restaurantes en Bogotá.

La Asociación Colombiana de Porcicultores, Porkcolombia, entregó a la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, Acodrés, un aporte de elementos que se destinarán a apoyar la operación segura de cerca de 60 restaurantes en Bogotá, en un acto simbólico para reiterar el compromiso del sector porcicultor con la reactivación del canal Horeca, que integran hoteles, restaurantes, bares y casinos.

Le puede interesar: Publican ranking de las empresas líderes en México en 2020

Entre los elementos están cerca de 1.300 protectores para tapabocas, adhesivos para señalización de distanciamiento, acrílicos para cajas, bandejas plásticas, individuales en papel reciclable y habladores (ten card) para las mesas,
 que ayudarán a estos restaurantes a implementar las medidas necesarias para una operación segura que cuide la salud de sus trabajadores y clientes.

“Este es un pequeño aporte con un gran significado para nosotros, porque entendemos que el impacto para la economía de la pandemia ha sido dramático en casi todos los sectores, incluido el porcícola, pero ha golpeado con especial fuerza al canal Horeca que ha visto cómo desde marzo se paralizó por completo la actividad generando una crisis profunda social y de empleo para los empleados y propietarios del canal Horeca y sus familias”, dijo Jeffrey Fajardo, Presidente Ejecutivo de Porkcolombia.

Por su parte, Guillermo Gómez, presidente ejecutivo de Acodrés, manifestó su agradecimiento con Porkcolombia que desde que empezó esta crisis ha tenido siempre presente a las personas que trabajan en sectores como el gastronómico, con acciones como la entrega de un aporte social de más de 200 mil libras de carne de cerdo a unas 34.000 familias afectadas del canal Horeca.

“La porcicultura es una industria comprometida con sus proveedores y con el país. Las duras circunstancias que nos impuso esta pandemia han sido prueba de una clara capacidad y resistencia que los invita a seguir contando con la gastronomía como uno de los canales de comercialización de sus productos”, indicó el dirigente gremial.

Frente a la apertura, denominada la “nueva realidad”, el presidente del gremio gastronómico indicó: “Implica la subsistencia de una de las actividades económicas que más impacta las oportunidades de generación de ingresos en el país para ciudadanos y familias de todas las condiciones socioeconómicas posibles; que para nuestro caso se vio profundamente golpeada con la destrucción de 320 mil empleos directos. También nos brinda la oportunidad de apoyar el enorme universo de establecimientos informales que encuentran en la formalidad el referente para mejores prácticas que respondan al reto de sensación sanitaria que se debe ofrecer en adelante desde todas las modalidades de servicio de alimentos y bebidas que se dan en el país”.

A su turno, el presidente ejecutivo de Porkcolombia, manifestó que“retomar la vida productiva de muchos sectores que se detuvieron para cuidarnos, era una necesidad porque también son vidas las que se afectan cuando un negocio, del que dependen familias cierra. Estamos convencidos que con un alto grado de responsabilidad individual y colectiva podemos adaptarnos a la nueva realidad mitigando al máximo los riesgos a nuestra salud”.

La entrega se llevó a cabo el lunes 28 de septiembre, con todos los protocolos de bioseguridad exigidos por el Gobierno Nacional, en el restaurante Seratta Gourmand Market al norte de Bogotá.