La Unión Europea ha comenzado a aplicar unos límites más estrictos de metales pesados en alimentos.

La Unión Europea ha anunciado los nuevos límites para la presencia de metales pesados, como el cadmio y plomo  en determinados productos alimenticios. Con esta medida, la UE busca reducir la presencia de contaminantes cancerígenos en los productos que llegan al mercado, en especial a la población infantil.

Ya que algunos elementos químicos se encuentran ampliamente distribuidos en el medio ambiente, resulta inevitable que diversas concentraciones de estos elementos se detecten en plantas y animales, y por consiguiente en nuestros alimentos. La tecnología agrícola, emisiones industriales, fuentes geológicas y ciertos procesos en la elaboración de los mismos, resultan ser las principales causas de contaminación de los alimentos con metales.

Para el caso del plomo en alimentos, los nuevos límites han comenzado a aplicarse desde el pasado 30 de agosto, y desde el 31 de agosto para los niveles de cadmio en alimentos. Los productos que hayan sido puestos a la venta con anterioridad a esas fechas, podrán mantenerse en el mercado hasta el 28 de febrero de 2022, fecha a partir de la cual deberán ser retirados del mercado.

Lea también: LOS IMPACTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA INDUSTRIA DE ALIMENTOS

En el caso específico del plomo, el cambio aplica a menudencias, alimentos para lactantes y niños de corta edad, sal y setas silvestres. El nivel máximo permitido para vinos, se irá reduciendo según la vendimia, alcanzando un valor de 0.1 mg/l para los vinos producidos con vendimia 2022. Para el caso de especias, como la cúrcuma, la disminución del límite máximo permitirá combatir prácticas fraudulentas, como la adición de cromato de plomo. El Reglamento 2021/1317 entrará en vigor a los veinte días de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea cuya fecha fue el 9 de agosto de 2021.

Para los niveles de cadmio, la Unión Europea estableció una reducción de los límites máximos permitidos en alimentos infantiles y los productos de chocolate y de cacao. Los productos alimenticios detallados en el Reglamento 2021/1323 y que hayan sido comercializados legalmente antes de la entrada en vigor podrán seguir comercializándose hasta el 28 de febrero de 2022.


Conozca aquí la Guía de Proveedores de la revista IAlimentos