Con los ojos puestos en el mercado asiático, la startup estadounidense presentó un nuevo producto 100 % vegetal que imita el aroma, la textura y el sabor de la carne de cerdo.

En el marco de la feria de tecnología de consumo más importante del mundo, CES, Impossible Foods, pionero de la carne alternativa en Estados Unidos, presentó su último producto desarrollado en el laboratorio, Impossible Pork, un sustituto de la carne de cerdo fabricado con hemo, proteína de soja y coco.

“El lanzamiento de carne de cerdo es un momento crucial para nosotros. En primer lugar, es el segundo producto completamente nuevo que estamos lanzando. La carne de res es popular en todo el mundo, pero en muchas culturas, los platos más populares, familiares y comunes utilizan la carne de cerdo como fuente principal de proteína. Por lo tanto, para que tengamos un impacto en esos mercados, la carne de cerdo era una necesidad”, afirmó Pat Brown, CEO de Impossible Foods, durante su presentación a la prensa internacional en el complejo Mandalay Bay, en Las Vegas.

Según reveló la compañía, Impossible Pork contiene 16 gramos de proteína, cero colesterol, 3 miligramos de hierro, 13 gramos de grasa, 7 gramos de grasa saturada y 220 calorías por cada 113 gramos de producto.

El potencial de este producto es altísimo si se tiene en cuenta que, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, en el 2012, la carne de cerdo fue la de mayor ingesta con un 36 %, seguido de la res con un 22,2 %. Lo anterior, responde a la gran demanda del mercado asiático, el cual, en el último año, sufrió una escasez de este producto debido al brote de la peste porcina africana que ha devastado el suministro.

“Nuestra misión es reemplazar por completo a los animales como sistema alimentario para 2035 y expandir nuestro impacto a nivel mundial es una parte crítica de eso”, resaltó Brown, quien también reveló que se encuentran trabajando en el desarrollo de sustitutos a base de plantas para cordero, cabra, pescado y productos lácteos.

También le puede interesar: Comunidad científica desmiente video viral contra la industria alimentaria