La salud y la sostenibilidad son cada vez más importantes para los consumidores y el mercado de los snacks las está abordando de varias maneras.

Recientemente, Innova Market Insights publicó sus Diez principales tendencias para 2020, en las que predice que la salud y la sostenibilidad jugarán un papel central en las decisiones de compra de los consumidores a nivel global.

Y es que entre 2018 y 2019, según el estudio Innova Consumer Survey 2019, el número de consumidores globales que afirmaron estar interesados por la inversión que realizan las empresas en sostenibilidad aumentó del 65 % al ​​87 %.

El mercado de los snacks está abordando este problema de varias maneras. En Japón, por ejemplo, las envolturas de papel están reemplazando el plástico en las barras de chocolate Kit Kat, mientras que el problema del desperdicio de alimentos también está siendo afrontado, con el uso de frutas y verduras menos como ingredientes en dulces y bocadillos saludables.

Igualmente, la firma de análisis de mercados destacó que los consumidores buscan cada vez más equilibrar sus vidas atareadas con mantenerse saludables. Los snacks podrán jugar un papel crucial para este objetivo, ya que pueden proporcionar una nutrición útil cuando no hay tiempo para una comida adecuada.

Un área que se espera que sea más importante es la comida que impacte en el estado de ánimo, con ingredientes activos que ayudan a los consumidores a relajarse, mejorar su sueño o, alternativamente, sentirse más enérgicos para enfrentar el día. Al mismo tiempo, las golosinas más dulces e indulgentes podrán brindar comodidad en un mundo  cada vez más estresante.

Le puede interesar: Edulcorantes crecerán hasta un 5,1 % en América Latina