Rockstar, fundada en 2001, cuenta con un portafolio de 30 sabores en tiendas de conveniencia y supermercados en más de 30 países.

Con el objetivo de ampliar su presencia en el mercado de bebidas energizantes, PepsiCo anunció que ha llegado a un acuerdo para adquirir Rockstar Energy Beverages (Rockstar), el popular fabricante de bebidas energéticas, por 3.850 millones de dólares.

PepsiCo, que ya distribuye las bebidas Rockstar desde 2009, tiene una escasa presencia en el mercado de bebidas energéticas con sus marcas Mountain Dew Kickstar y Mountain Dew Game Fuel, las cuales no han podido escalar frente a la oferta de Coca-Cola, la cual tiene participación en la compañía Monster Beverage, y que lanzó recientemente su marca Coke en Europa y Estados Unidos, sin mencionar al líder del mercado Red Bull, con más 7,5 millones de latas vendidas anualmente.

Rockstar, fundada en 2001, cuenta con un portafolio de 30 sabores en tiendas de conveniencia y supermercados en más de 30 países. Ramón Laguarta, presidente y director general de PepsiCo, afirmó que con esta adquisición buscan, “además de acelerar el rendimiento de Rockstar, utilizar toda nuestra capacidad para la expansión en la categoría de nuestra marca Mountain Dew”.

PepsiCo también ha firmado un acuerdo que proporcionará aproximadamente 700 millones de dólares en pagos relacionados con futuros beneficios fiscales asociados a la transacción, los cuales serán pagados en un plazo de hasta 15 años.