Mucha información se ha tejido alrededor del COVID-19, este virus que se ha extendido por todas las latitudes, obligando a los gobiernos a tomar medidas sin precedentes. Frente a este panorama, las entidades responsables de la seguridad alimentaria de distintos países, como Estados Unidos, Italia y Reino Unido han buscado compartir información acerca de lo que se tiene evidencia y algunas recomendaciones para todos los actores de la industria de alimentos.

La primera gran preocupación giró en torno a la posibilidad de propagar el virus a través de los alimentos. Al respecto, tanto la FDA, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) y la Autoridad de Inocuidad Alimentaria de Irlanda (FSAI, por sigla en inglés) han sido enfáticos en que no existe ningún informe en este momento que sugiera que el COVID-19 pueda transmitirse a través de alimentos o envases. 

No obstante, si al interior de una planta procesadora de alimentos algún colaborador presenta algún síntoma, incluida tos o fiebre, debe ser excluido de las actividades laborales que podrían crear condiciones insalubres. La Organización Mundial de la Salud ha reiterado las recomendaciones estándar para reducir la exposición y la transmisión. Estas incluyen:

  • Higiene de manos adecuada
  • Prácticas de higiene para la tos / resfriado
  • Prácticas alimentarias seguras
  • Evitando el contacto cercano, cuando sea posible, con cualquier persona que muestre síntomas de enfermedades respiratorias como tos y estornudos

Los trabajadores de la industria deben lavarse las manos:

  • antes de comenzar a trabajar
  • antes de manipular alimentos cocinados o listos para comer
  • después de manipular o preparar alimentos crudos
  • después de manipular residuos
  • después de las tareas de limpieza
  • después de usar el baño
  • después de sonarse la nariz, estornudar o toser
  • después de comer, beber o fumar
  • después de manejar dinero

Una buena higiene y limpieza también son importantes para evitar la contaminación cruzada.

Le puede interesar: Cómo afrontar y superar la crisis del COVID – 19 desde la industria