La industria de los alimentos y las bebidas se ha adaptado de forma eficaz al contexto que está viviendo el mundo frente al coronavirus.

En medio del caos y la incertidumbre que ha causado la propagación del COVID-19 en todas las latitudes, la industria de alimentos y bebidas ha sabido adaptarse a este contexto apremiante, no solo abasteciendo y supliendo las necesidades de los compradores, sino garantizando y extremando todas las medidas de inocuidad ante la ola de desinformación generada por el virus y sus formas de contagio.

Como es evidente en cualquier escenario retador, las oportunidades y dificultades se presentan en partes iguales, sin embargo, será gracias a un liderazgo sensato y eficaz como cada uno de los actores de la cadena sabrá, no solo mantenerse sólidos, sino salir fortalecidos después del paso de la ola.

Conscientes de ello, y con el objetivo de compartir experiencias y soluciones alternativas a los retos del actual escenario, desde IAlimentos hemos querido realizar un informe especial en el que abordamos cuatro enfoques fundamentales: las oportunidades de negocio, el impacto sobre la demanda, la seguridad alimentaria y la cadena de suministro, eslabones claves para la operación del sector.

Casos de éxito, buenas prácticas empresariales, alternativas para que los negocios operen en medio de la crisis y los retos que encararán las organizaciones, son algunos de los contenidos que ponemos a su disposición para que usted y su empresa tengan mayor claridad en la hoja de ruta que deben transitar en medio de esta tormenta.

Lo invitamos a consultarlo en: Coronavirus, la industria le hace frente a la pandemia