La empresa que produce y vende alrededor de 400 marcas en más de 190 países, también es responsable por 700.000 toneladas anuales de plástico.

El gigante multinacional, Unilever, presentó hace poco la ambiciosa apuesta con la que busca disminuir su huella ambiental y su producción de plástico para 2025.

La empresa que produce y vende alrededor de 400 marcas en más de 190 países, también es responsable por 700.000 toneladas anuales de plástico, por lo que en una decisión que su propio CEO, Alan Jope, ha catalogado de “radical” buscará cumplir dos objetivos.

El primero será reducir en un 50% el embalaje de plástico virgen que producen, donde más de 100.000 toneladas provendrán de cambiar los empaques que se usan actualmente por paquetes de uso múltiple (reutilizables y / o recargables), soluciones ‘sin plástico’ (materiales de embalaje alternativos o productos desnudos) y reducir la cantidad de plástico en los paquetes existentes (concentración). El resto de toneladas de plástico provendrá reciclar envases.

El segundo será ayudar a recolectar más empaques de los que venden. La empresa espera recolectar y procesar alrededor de 600,000 toneladas de plástico anualmente para 2025 y aunque actualmente venden 700.000, para esa fecha, como ya se dijo en el primer compromiso, se espera que 100.000 toneladas menos salgan de producción.

Según ha dicho su CEO: “El plástico tiene su lugar, pero ese lugar no está en el medio ambiente. Solo podemos eliminar los desechos plásticos actuando rápido y tomando medidas radicales en todos los puntos del ciclo plástico”.

Para Jope el punto de partida debe ser el diseño y la reducción en la cantidad de plástico que usan para luego asegurarse de que lo que utilizan proviene cada vez más de fuentes recicladas.

“También nos comprometemos a garantizar que todos nuestros envases de plástico sean reutilizables, reciclables o compostables”, acotó. el directivo

Según señala la empresa en un comunicado, en los últimos cinco años, Unilever ha colaborado con muchos socios para recolectar envases de plástico, incluido el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, para ayudar a segregar, recolectar y reciclar envases en toda la India. 

Además, agregan, ha ayudado a establecer casi 3,000 bancos de desechos en Indonesia, ofreciendo a más de 400,000 personas la oportunidad de reciclar sus desechos. En Brasil, Unilever tiene una asociación de larga data con el minorista Grupo Pão de Açúcar para ayudar a recolectar desechos a través de estaciones de entrega.