Crear empaques o envases biodegradables que contribuyan al medio ambiente siempre serán una buena opción, más si requieren pocos recursos para su fabricación.

En España se están creando empaques que son amigables con el medio ambiente, compostables y a base de recursos que proceden de fuentes alternativas al petróleo.

En busca de desarrollar envases plásticos 100% biodegradables para productos lácteos y que económicamente sean viables, la empresa AINIA lo hace a partir del suero de leche, un derivado de la producción del queso que se obtendrá tras un proceso de fermentación en el proyecto life+wheypack.

Hacer envases biodegradables y compostables permiten que se reduzcan las emisiones de CO2 en un 10% y logra que en menos de seis meses puedan convertirse en materia orgánica frente a los 400 años que normalmente requiere un envase plástico tradicional.