Una encuesta recientemente publicada sobre líderes de fabricación realizada por la Asociación Nacional de Fabricantes de Estados Unidos (NAM, por su sigla en inglés) revela los efectos y el estado de la industria a medida que se desarrolla la pandemia del COVID-19.

El documento refleja cómo las empresas manufactureras están lidiando con los efectos del COVID-19 en sus economíascadenas de suministro y sus operaciones

Los resultados arrojados por la encuesta, que se realizó en el periodo comprendido entre el 28 de febrero y el 9 de marzo, fueron los siguientes:

  1. El 78.3% de los encuestados considera que el COVID-19 tendrá un impacto negativo en las finanzas de sus empresas.
  2. El 53.1% de los fabricantes anticipa un cambio en sus operaciones en los próximos meses.
  3. El 35.5% dice que ya se enfrenta a interrupciones en la cadena de suministro.
  4. El 50,8 % de los fabricantes tiene un plan de emergencia para su empresa y sus empleados para afrontar la crisis.

Lo que necesitan los fabricantes

Cuando se les preguntó sobre los recursos que necesitan, los fabricantes citaron:

  1. Información confiable, incluidos hechos no políticos y no sensacionalistas.
  2. Actualizaciones claras y oportunas sobre nuevas restricciones y avisos de salud.
  3. Información sobre cómo están reaccionando otras compañías.
  4. Directrices claras de agencias expertas como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y los Institutos Nacionales de Salud.
  5. Recursos de detección temprana para ayudar a detener la propagación del virus.