La masificación de los mercados en las industrias alimenticias, están innovando en productos que causan importantes impulsos de ventas para el comercio. Este es el caso de las nuevas ‘Donas’ que lanzó la empresa Ramo.

El tiempo de vigencia es un reto de las empresas porque deben crear un producto de calidad que conserve el sabor y tenga la misma frescura. En el caso de las donas tradicionales tienen un plazo de 24 a 36 horas hábiles para que sean consumidas, desde el momento que se descongelan.

Ramo, compañía muy familiarizada en Colombia, rompió las barreras de preservación para el consumo de esta golosina, manteniendo la calidad con el paso de los días. Las pruebas piloto que realizaron fueron las bases fundamentales para conseguir que perduren durante 10 días como máximo, tiempo suficiente para convertirse en líderes de esta categoría.