Dos de las compañías de agua más grandes del mundo, Danone y Nestlé Waters, se unieron con la start-up californiana, Origin Materials, para desarrollar la NaturALL Bottle Alliance. El objetivo es lanzar una botella PET realizada con materiales sostenibles y renovables.

El proyecto utiliza materias primas de biomasa, como el cartón y el aserrín, y espera poner esta tecnología a disposición de toda la industria de alimentos y bebidas.”La tecnología actual en el mercado hace posible tener botellas bio-PET en un 30%”, aseguró John Bissell, director general de Origin Materials. “Nuestra técnica apunta a alcanzar botellas 100% sostenibles a una escala comercial que ya ha sido probada en un nivel piloto”.

Los socios de esta alianza buscan que toda la industria de bebidas se pueda beneficiar de este nuevo material. Klaus Hartwig, jefe de I+D de Nestlé Waters, indicó que “es increíble pensar que, en el futuro cercano, la industria podrá usar un material de embalaje con origen renovable que no compita con la producción de comida y contribuya a un mejor planeta”.