La idea fue de dos jóvenes emprendedores, Felipe Novoa y Richard Auchter, quienes en ese momento se preguntaron: ¿si existen bebidas energizantes, por qué no una bebida relajante?

Hace cinco años salió al mercado una bebida relajante libre de calorías y de azúcar, a base de ingredientes naturales conocidos por tener este efecto como la manzanilla, el toronjil y la valeriana. A partir de estos, encontraron una oportunidad de negocio que al poco tiempo obtuvo resultados positivos. Ganaron premios en Colombia, en Londres y en República Dominicana con este producto y tienen la marca registrada en 34 países del mundo. Sin embargo, hace un año pensaron que no era suficiente con lo que estaban haciendo y ampliaron su perspectiva.

Dejaron de ser un producto y se convirtieron en el movimiento Free Mind, en el cual invierten el 50 por ciento de sus utilidades en actos por un mundo mejor. Para lograr este propósito, ampliaron su portafolio, ahora, además de la bebida relajante, tienen té rojo, negro y blanco cero azúcar, cero calorías, y agua mineral natural y con gas. “Somos una marca que promueve bienestar. Generamos productos que ofrecen bienestar a los consumidores y también a quienes lo necesitan, mediante los proyectos sociales”, explica Novoa.

El primer proyecto que decidieron apoyar es ‘Todos Por La Guajira’ y están explorando otros. Aunque donan el 50 por ciento de sus utilidades siguen siendo rentables y una de las razones es por el tipo de consumidor actual. “Hoy tenemos un consumidor mucho más informado y responsable. Está pensando en qué hacen las marcas y qué hay detrás. Estamos generando que el consumidor se vuelque a un consumo responsable”, concluye Novoa.