El nuevo compromiso del conglomerado, con el plástico virgen, hace parte del plan por eliminar, reducir, reemplazar y reciclar plásticos en toda la cartera.

Este mes, Mondelēz International anunció que, para el 2025, esperan reducir el 25 % del plástico virgen en sus envases de plástico rígido y del 5 % en su cartera general de embalajes, con el fin de progresar en su compromiso ambiental.

“Dado el gran progreso que hemos logrado en el envasado y nuestro enfoque en liderar un futuro sostenible para los refrigerios, nos comprometemos a reducir el uso de plásticos vírgenes e invertir en innovación para eliminar los envases o cambiar a materiales más fácilmente reciclables”, afirmó Dirk Van de Put, presidente y director ejecutivo de Mondelēz International.

Según informaron, en este momento su uso de plásticos está significativamente por debajo del promedio del sector en su cartera por peso. Sin embargo, la idea es seguir avanzando en el diseño de envases reciclables.

Lea también: El desperdicio de alimentos es un problema global: ONU

La empresa ya ha avanzado en el tema. La cartera de snacks de Mondelēz International utiliza envases de plástico livianos (películas flexibles) para sus alimentos, lo que reduce el peso de los envases de plástico de la empresa y aporta beneficios ambientales claros.

Una de las ventajas de este tipo de iniciativas es ayudar a reducir las emisiones del transporte y prolongar la vida útil de los alimentos, lo que, a su vez, significa reducir el desperdicio de alimentos.

El compromiso a futuro

Mondelēz International ya cuenta con el 94 % de los envases diseñados para ser reciclados. Y no es para menos: actualmente invierten más de $ 30 millones al año en tecnología, recursos e infraestructura de reciclaje; una inversión que esperan seguir incrementando.

“Nuestro apoyo a un futuro más sostenible para los plásticos es claro. Ya somos uno de los usuarios más eficientes de envases de plástico en el espacio de los bienes de consumo y hemos dado pasos importantes para reducir el uso de envases de plástico, sustituir los plásticos por otros materiales y diseñar para la reciclabilidad”, dijo el ejecutivo.

Adicional a comprometerse con usar menos plástico virgen, mejorar sus diseños y de participar en iniciativas de medio ambiente, la compañía hizo un llamado a avanzar en un plan de reciclaje federal de EE. UU., pues este sería uno de los eslabones para mejorar en toda la cadena.

“Aumentar la reciclabilidad de los materiales es un gran comienzo, pero necesitamos que aumenten las tasas reales de reciclaje de varios materiales”, dijo Christine Montenegro McGrath, vicepresidenta y jefa de Impact.

 “En comparación con los plásticos rígidos como el PET, las películas plásticas flexibles, como las envolturas de flujo que usamos en nuestros bocadillos, siguen siendo difíciles de recolectar, clasificar y reprocesar económicamente, porque aún no existe la infraestructura para que esto se haga a escala. Estamos comprometidos a desempeñar nuestro papel para mejorar esto, incluida la asociación con las partes interesadas de todos los sectores para impulsar acciones para combatir la contaminación por plásticos”, concluyó.

Le puede interesar: Los retos que plantean los embalajes reutilizables para la industria de alimentos