El mes pasado, Netflix estrenó el documental Seaspiracy, en donde da a conocer el impacto ambiental de la sobrepesca.

La plataforma de entretenimiento online, Netflix, estrenó ‘Seaspiracy: la pesca insostenible’. Sin embargo, la organización sin ánimo de lucro Marine Stewardship Council (MSC) advirtió que algunas de las afirmaciones que se hicieron durante el documental son “engañosas”.

Y es que, justamente, esta organización dice que sí es cierto que se debe prestar atención a la crisis de sobrepesca, pero que, de hecho, existen diferentes estrategias que el gremio está intentando llevar a cabo para reducir el impacto en el medio ambiente.

Enseguida, le contamos tres de las respuestas que dio MSC a Netflix, sobre el documental:

La pesca sostenible

En el documental se muestran los daños que hace la pesca en masa al medio ambiente, diciendo que no existe la pesca sostenible. Pese a esto, de acuerdo con MSC, contrario a lo que sostiene el título del documental, los “océanos tienen una capacidad asombrosa de recuperarse si las poblaciones de peces se gestionan de manera cuidadosa en el largo plazo”.

La merluza negra patagónica en el océano Antártico, la merluza de Namibia o el aumento en algunas de las poblaciones principales de atún a nivel mundial son ejemplos de poblaciones que se han recuperado por una buena gestión, después de que estuvieron sujetas a la sobrepesca por flotas extranjeras durante años.

Las certificaciones

Pese a que en el documental se afirma que “La certificación MSC es muy fácil y no es creíble”, MSC dice que este proceso es independiente de ellos y lo llevan a cabo entidades expertas en evaluación, tales ONGs y otros grupos de interés.

Actualmente más de 400 pesquerías han logrado la certificación MSC y, conforme a la organización, la certificación no es un proceso fácil y algunas pesquerías emplean varios años en mejorar sus prácticas para lograr cumplir con el estándar.

Otro de los temas a los que se refirieron fue el hecho de que las pesquerías certificadas deben aportar evidencia de que están minimizando de manera proactiva las capturas incidentales.

Le recomendamos: Inversión en proteínas alternativas registra crecimiento histórico

“Hay numerosos ejemplos positivos de pesquerías certificadas con MSC que introducen innovaciones para proteger la vida marina como modificar el arte de pesca para reducir las capturas incidentales de tortugas o añadir luces LED para aumentar la selectividad de las capturas”, dicen en el comunicado.

“Algunos de los avances más destacados de las pesquerías certificadas MSC es la pesquería de langosta espinosa en Australia que ha reducido las capturas incidentales de leones marinos y la pesquería de merluza de Sudáfrica que ha reducido sus capturas incidentales de albatros en un 99 %”, agregan.

Financiamiento

Por último, MSC sostuvo que es una organización sin ánimo de lucro independiente, que fue fundada por WWF y Unilever hace más de 20 años por la preocupación por la sobrepesca. Por ello, precisaron que desde 1997 son completamente independientes y no reciben ningún ingreso por las pesquerías o por la certificación.

“Nuestros ingresos provienen de dos fuentes: donaciones de fundaciones y licencias por el uso de nuestro sello azul, que es utilizado por empresas en la cadena de suministro como productores de pescado, supermercados y restaurantes para identificar el pescado certificado MSC. El uso de nuestro sello es voluntario, y sólo una parte del pescado proveniente de pesquerías certificadas como sostenible porta nuestro sello”, afirmaron.

También, destacaron que son una organización que cree en que hay crisis de sobrepesca en los océanos, pero que, precisamente, la pesca sostenible juega un rol fundamental para atender a la necesidad de proteína de la población mundial.

“Con una población global que podría alcanzar los 10.000 millones de personas en 2050, la necesidad de cuidar nuestros recursos naturales de una manera responsable es más urgente que nunca. La pesca sostenible juega un papel fundamental para asegurar dichos recursos”, concluyeron.

Le puede interesar: Eat Just finaliza ronda de financiación por 200 millones de dólares