De la mano de IPSOS, la empresa Puratos encuestó a 17,000 consumidores de 40 países para conocer sus hábitos de consumo en estos sectores de la industria de alimentos..

El estudio anual “Taste Tomorrow” realizado entre IPSOS y Puratos, una de las empresas líderes en producción y distribución de productos panificados y chocolatería, ha revelado los nuevos hábitos de consumo en estos sectores de la industria. Bajo la temática Comida más allá de la Nutrición, un concepto que busca integrar los cambios de percepción de los consumidores tras la pandemia, la encuesta develó los nuevos comportamientos, actitudes y elecciones que se están viendo en el mercado.

Taste Tomorrow, el ecosistema más grande del mundo para el entendimiento del consumidor en panadería, pastelería y chocolatería, ha encontrado nuevas tendencias derivadas de las opiniones de usuarios de 44 países alrededor del mundo, entre ellos Colombia, Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México y Perú. Entre las 5 tendencias más representativas que se revelaron en el estudio se encuentran las siguientes:

El consumidor consciente

Los consumidores están cada vez más informados sobre lo que comen y cómo la comida impacta su salud y al medio ambiente. El 78% de los consumidores quieren saber de dónde proceden sus alimentos y cómo se fabrican para conocer el impacto que pueden tener, ya que el 75% piensa “soy lo que como” y prefieren seleccionar sus alimentos de manera cuidadosa, La predilección por productos orgánicos, locales, sustentables y con empaques reciclables es uno de los ejemplos que se están presentando en la industria. 

En este aspecto, los productos de origen vegetal o plant-based, han duplicado su mercado en países de Latinoamérica. Con las nuevas tendencias orientadas hacia una alimentación consciente y libre del maltrato animal, empresas como Puratos han lanzado al mercado productos como premezclas para pastelería de origen vegetal, cremas tipo chantillí plant-based e ingredientes a base de huevo plant-based para generar ese típico color dorado en los productos panificados, han sido claves para entender el crecimiento de esta tendencia en la industria de panadería y repostería. América Latina es una de las regiones donde más crecieron las búsquedas por alimentos de origen animal en el último año por ser considerado más saludable (69%).

Lea también: VENTAS DE PRODUCTOS DE ORIGEN VEGETAL CRECIERON UN 27% EN EL 2020

Salud holística e híperpersonal

Tras la pandemia la gente piensa en su salud antes de comprar. Este nuevo hábito de consumo ha generado que el mercado de fibra dietética ha ido en aumento. 84% de los consumidores latinoamericanos considera que tiene un efecto positivo, y 8 de cada 10 afirma que promueve el bienestar en general, el fortalecimiento del sistema inmunológico y el cuidado gastrointestinal. El 78% está de acuerdo en que una alimentación balanceada con productos naturales tiene un efecto positivo en el bienestar mental. De ahí, que el 80% busque opciones que ayuden a fortalecer sus defensas al estar más conscientes de su propia salud; por lo que esperan productos híperpersonalizados que se adapten su estilo de vida individual.

Esta tendencia ha impulsado a las empresas hacia los productos de etiqueta limpia. Productos cuyo etiquetado sea fácil de leer para el consumidor y sin ingredientes que el consumidor no asocie con la salud y el bienestar, como lo son las grasas y los azúcares. En el caso del chocolate, el 78% de los encuestados considera que un porcentaje alto de cacao tiene beneficios nutricionales. Evelyn González, Directora de Marketing de Puratos Centro Suramérica y Caribe, afirmó que “el cacao tiene un papel en la reducción de la ansiedad”. 

Sabor, apariencia y olor

El sabor sigue siendo la principal prioridad para los consumidores latinoamericanos en panadería (53%), repostería (58%) y chocolatería (62%). A su vez, la apariencia ha adquirido rápidamente la misma importancia, pues el 53% de los consumidores colombianos están de acuerdo en que los alimentos que tienen buen aspecto también son sabrosos. Mientras que para el 56%, el aroma es un factor más relevante al momento de comprar productos de estas industrias.

El estudio también reveló que la pandemia generó una conexión emocional de los consumidores latinoamericanos con lo tradicional. Productos con sabores y olores típicos y sin ingredientes son los favoritos de brasileños y colombianos. El estudio reveló, entre otras cosas, que el 85% de los colombianos encuestados prefieren los sabores tradicionales a la hora de comprar y que el 80% de ellos desea saber el origen de los productos que consume.

Le puede interesar: BIODEGRADABILIDAD: TENDENCIA EN LA INDUSTRIA DE EMPAQUES PARA ALIMENTOS

Máxima comodidad

Lo que empezó como una evolución, se ha convertido en una revolución en lo que respecta a la comodidad, según las conclusiones del estudio. La adopción de la compra en línea ha aumentado exponencialmente: 8 de cada 10 consumidores latinoamericanos piensan que es muy fácil encontrar lo que quieren buscar. Este crecimiento ya se puede ver en distintos sectores, por ejemplo, los encuestados señalaron que considerarán comprar en línea productos como pan (30%), repostería (37%) y chocolatería (39%).

Evelyn González señala que es importante crear ingredientes y nuevas alternativas que se adapten a esta tendencia. La panificación congelada es una de las opciones que está incrementando sus ventas, en especial porque la percepción negativa que se tenía sobre los productos congelados ha disminuido.

“La percepción del consumidor ha cambiado. Antes se pensaba que si se compraba un producto congelado no iba a ser tan bueno. Sin embargo, con los ingredientes y la preparación correcta es posible tener panes de tres meses en la nevera, que al momento de sacarlo, tajarlo y calentarlo tenga la misma calidad y frescura que un pan que está en el supermercado” manifestó González.

Experiencia del siguiente nivel

Aunque la pandemia aumentó las compras online, las compras en tiendas físicas seguirán siendo de gran importancia ya que es más fácil para las personas verificar la frescura y calidad de los productos. Los expertos de Taste Tomorrow han identificado la necesidad de una experiencia “phygital” sin fisuras en el futuro, que combine las ventajas de los canales on y offline. Las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial, ayudarán a ofrecer recomendaciones más personalizadas a los consumidores y a elegir mejor los alimentos en la tienda y en línea; incluso, el 70% de los encuestados de Latinoamérica señalaron que la ciencia será un factor clave para la industria alimentaria.