La propagación del COVID-19 en la plantas de procesamiento de carnes en Estados Unidos ha causado también la muerte de tres inspectores según la AFGE.

La Federación Estadounidense de Empleados del Gobierno (AFGE), un sindicato que representa a 6.500 inspectores federales de alimentos, confirmó la muerte de tres inspectores: uno de Illinois, Mississippi y Nueva York.

Por su parte, el Servicio de Inspección de Seguridad Alimentaria (FSIS), del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), reveló que, al 5 de mayo, alrededor de 197 empleados se encontraban ausentes del trabajo, y otros 120 permanecían aislados.

“La seguridad y el bienestar de nuestros empleados es nuestra principal prioridad. Agradecemos a quienes trabajan en la primera línea de nuestra cadena de suministro de alimentos por permanecer en el trabajo y asegurarse de que el pueblo estadounidense tenga acceso a alimentos seguros”, “, afirmó USDA en un comunicado.

Luego de la orden ejecutiva del presidente Donald Trump de mantener abiertas las plantas de procesamiento, la Unión Internacional de Trabajadores Comerciales y de Alimentos (UFCW) instó a la administración a fortalecer las pruebas de COVID-19 y las medidas de seguridad de los trabajadores para mantener la cadena de suministro en movimiento.

Según las nuevas estimaciones del sindicato publicadas en días anteriores, más de 8.000 trabajadores de empacadoras de carne han sido hospitalizados o muestran síntomas, y al menos 27 han muerto.

Le puede interesar: 58 % de los empleados evaluados dieron positivo por COVID 19 en planta de Tyson Foods