Un informe de GlobalData revela los innovadores sabores que marcan las tendencias y le están dando forma al panorama mundial de las bebidas.

A pesar de que en los últimos años la industria de alimentos y bebidas ha enfrentado a un panorama difícil, luchando contra el aumento de los costes, los impuestos sobre el azúcar, las legislaciones sobre el envasado y, por supuesto, la pandemia del Covid-19, el sector de las bebidas no alcohólicas registró una tasa de crecimiento anual compuesta del 0,9% entre 2015 y 2020. 

Esto ha dado lugar a esfuerzos globales para reducir el contenido de calorías y azúcar en las gamas de productos, así como para desarrollar sabores “novedosos”, con el fin de atraer la atención de los consumidores, afirma GlobalData, empresa líder en datos y análisis.

“Los sabores de las bebidas son sin duda el factor más importante a la hora de determinar las decisiones de compra de los consumidores, ya que el 29% de los consumidores mundiales declaran que probarían gustosamente un nuevo sabor de bebida por simple curiosidad” comenta  Holly Inglis, analista de bebidas de GlobalData.

Para Inglis, existen cinco sabores que marcan las tendencias y le están dando forma al panorama mundial de las bebidas.

Cáñamo y CBD

Las bebidas con infusión de cáñamo y CBD están despertando interés en mercados de Estados Unidos y de Europa. A pesar de que el cáñamo y el CBD son aceptados por un tercio y una quinta parte de los consumidores globales, la gran mayoría no están familiarizados con los ingredientes y es importante que las empresas aborden esta situación para garantizar la longevidad de sus lanzamientos con cáñamo o CBD. 

Mango

Se ha observado un aluvión de innovaciones con combinaciones de sabores que incorporan mango en mercados de EE.UU., Reino Unido y Francia, sin mencionar el interés que está despertando en países como Rumania y Singapur.  Un ejemplo es el producto Bubly Bounce de PepsiCo, que no contiene calorías ni edulcorantes y es una marca de agua carbonatada que combina aromas de pomelo, naranja y maracuyá.

Melocotón

Los productos con base de melocotón, como el té de melocotón con miel de Lipton, y el agua con gas con sabor a melocotón de Badoit en Francia, son muestras de las infusiones con bases bajas en calorías o en azúcar, lo que refuerza las connotaciones positivas de la marca y las opiniones favorables sobre el melocotón como base de sabor.

Jengibre

El jengibre ha resultado como una alternativa para aquellos consumidores que optan por productos que promueven la salud digestiva y las iniciativas orientadas hacia el bienestar. De hecho, el 78% de los consumidores mundiales cree que el jengibre tiene un impacto positivo en su salud, lo que refuerza esos vínculos con la salud/bienestar y promueve la oportunidad de los fabricantes de innovar en línea con las tendencias de los consumidores

Uva

Curiosamente, los productos a base de uva también han hecho su aparición en 2021, efecto que lucha contra los estereotipos actuales de que las bebidas con sabor a uva son altas en azúcar y malas para la salud, especialmente en partes de Europa Occidental donde tienen vínculos poco favorables con la baja calidad. Un notable lanzamiento en Brasil  aborda esta narrativa a través de su néctar de uva, que se afirma que no tiene azúcares añadidos.

“Curiosamente, los productos a base de uva también han hecho su aparición en 2021, lo que está luchando contra los estereotipos actuales de que las bebidas con sabor a uva son altas en azúcar y malas para la salud, especialmente en partes de Europa Occidental donde tienen vínculos poco favorables con la baja calidad. Un notable lanzamiento en Brasil de EBBA aborda esta narrativa a través de su néctar de uva, que se afirma que no tiene azúcares añadidos”

Holly Inglis, analista de bebidas GlobalData