La nueva norma prohíbe la aparición de tales animaciones en un esfuerzo por proteger a los niños del consumo en exceso de grasas, azúcares y calorías.

La decisión hace parte de las acciones incluidas en la ley de etiquetado nutrimental impulsada por el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y que, según el diario Reforma, cuenta con el apoyo de organismos sociales e internacionales pero con la oposición de cámaras empresariales y la industria alimentaria.

“Los productos preenvasados que ostenten uno o más sellos de advertencia o la leyenda de edulcorantes, no deben incluir en la etiqueta personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, elementos interactivos, tales como, juegos visual – espaciales o descargas digitales, que, estando dirigidos a niños, inciten, promueven o fomenten el consumo, compra o elección de productos con exceso de nutrimentos críticos o con edulcorantes”, señala la norma que puede consultarse en su totalidad en este enlace.

Además de cambiar las reglas en el cálculo y etiquetado, las disposiciones ordenan que los alimentos que excedan los límites incluyan una etiqueta negra con ledas de advertencia como “Exceso de grasas trans” o “Exceso de azúcares”.

El Gobierno mexicano ha señalado que las nuevas reglas entrarán en vigor de manera escalonada: las primeras medidas, concernientes al etiquetado negro, serán obligatorias desde octubre de este año, y el veto a personajes infantiles en los empaques operará a partir de abril de 2021.