En sus inicios, no existía una regulación específica para los suplementos alimenticios, y los consumidores se limitaban, en particular, a los deportistas profesionales. Las opciones de productos eran pocas, así como los conocimientos del consumidor. Hoy en día, sabemos que los suplementos alimenticios, son productos destinados a complementar la dieta de personas sanas, en aquellos casos en los que la ingesta de alimentos es insuficiente, o bien cuando la dieta requiere de alguna complementación. 

Los suplementos alimenticios siempre estuvieron relacionados, prácticamente de manera exclusiva, con las proteínas, y hay una razón para eso: las proteínas están formadas por aminoácidos. Sin embargo, no todos los aminoácidos son sintetizados por el organismo de una persona sana. Hay aminoácidos que se ingieren a través de la dieta, los que se clasifican como aminoácidos esenciales y entre los que se encuentran la leucina, la valina y la isoleucina (nombres conocidos por los consumidores de suplementos). Cuando el individuo realiza una actividad de esfuerzo, los músculos sufren pequeñas roturas en sus fibras, lo que provoca micro-lesiones.

Los aminoácidos ayudan a regenerar estas fibras de forma saludable aumentando consecuentemente el volumen muscular. Debido a que están formadas por aminoácidos y pueden favorecer este anabolismo proteico muscular, las proteínas ejercen un papel importante en el mundo de los suplementos alimenticios porque su ingesta a través de la dieta no necesariamente es suficiente.

Hoy en día, aunque las proteínas siguen siendo el producto principal, la demanda por otros nutrientes y las crecientes necesidades de la gente han llevado a que las empresas productoras de suplementos busquen nuevas soluciones y aumenten su variedad de ofertas a los consumidores. Según la Agencia de Análisis Económico de los Estados Unidos Grand View Research, el mercado global de suplementos alimenticios alcanzará valores cercanos a los USD 278.000 millones hacia el 2024. Este crecimiento también está relacionado con el cambio en los hábitos de consumo.

Le puede interesar: LOS NUEVOS SABORES PLANT BASED EN LA INDUSTRIA DE HELADOS

La segunda edición de la Encuesta de Mercado de la Asociación Brasileña de la Industria Alimentaria para Fines Especiales y Congéneres (ABIAD) “Hábitos de consumo de suplementos alimenticios en Brasil”, realizada por Toledo & Associados en 2020, ha divulgado que, entre los principales descubrimientos sobre el comportamiento actual del consumidor, el 59 % de los hogares brasileños tiene, al menos, una persona consumiendo suplementos alimenticios. En estos últimos 5 años, también se observó que el 72 % de los brasileños presta mayor atención al modo en que se alimenta, y que el 69 % de los consumidores inició o mantuvo la práctica de actividades deportivas.

Otro dato importante reflejado por la encuesta es el de un consumo consciente en relación a los suplementos alimenticios, ya que el 51 % de las recomendaciones para tal fin parte de profesionales de la salud. Sumado a esto, el 98 % de los encuestados manifiesta estar satisfecho o muy satisfecho con su uso, lo que demuestra la confianza del consumidor en la industria y en los profesionales de la salud que los recomiendan.

El cambio en el perfil de consumo por grupo de edad también es un dato importante para evaluar. Hace 5 años, los suplementos proteicos eran parte de una categoría consumida principalmente por individuos de hasta 25 años, pero en esta última encuesta, el grupo se ha extendido a individuos de hasta 40 años. Queda claro que a lo largo de estos más de 30 años, el consumo de suplementos alimenticios ya no está solo destinado a deportistas profesionales, como se mencionó anteriormente, sino que también se ha extendido al consumidor en general.

Nuestra labor ha sido proveer a las industrias alimentarias soluciones que posibiliten el lanzamiento de productos con estas características. Trabajamos en el estudio de las materias primas disponibles, en sus características fisicoquímicas, en sus comportamientos dentro de diferentes matrices alimentarias y especialmente en sus sinergias con otros ingredientes que nos permiten mejorar su aplicabilidad y minimizar los tiempos de desarrollo en la industria.

Lea también: EL CAFÉ CON CBD QUE YA SE VENDE EN ESTADOS UNIDOS

Otro mercado que se está desarrollando es el de los productos plant-based. Según un nuevo informe de investigación (MeticulousResearch) sobre las tendencias del mercado de los suplementos de proteínas plant-based, el pronóstico global es que este mercado debe alcanzar los USD9.570 millones de dólares en 2027. En la actualidad, existe una amplia variedad de productos a base de plantas que está en constante evolución. Pensando específicamente en las proteínas, la tarea de encontrar alternativas a las proteínas animales nunca ha sido fácil, y como en otros desarrollos, siempre aparecen obstáculos, y el concepto de la importancia de las proteínas siempre ha sido un tema muy valorado por el consumidor de suplementos.

Como se mencionó anteriormente, las proteínas están formadas por aminoácidos y las de origen vegetal no escapan a este concepto; sin embargo, la cantidad de aminoácidos presentes en cada fuente de proteínas varía, por lo que es muy importante conocer el perfil de cada una de ellas para saber cuál es la mejor opción para cada necesidad. Estas soluciones van acompañadas, o no, de otras tecnologías, como los moduladores de sabor que se utilizan para minimizar o, incluso, eliminar el sabor residual que presentan algunas de estas fuentes vegetales, lo que resulta en un producto final más aceptado por el consumidor.

Estas soluciones contemplan actualmente no solo el sector de la nutrición deportiva, sino también, se extienden a otros ámbitos que competen a la industria alimentaria. Otro nicho que tuvo un crecimiento significativo fue el de la producción de multivitamínicos. Según el Diário do Comércio (2021), el mercado de suplementos vitamínicos se estima en R$ 3.500 millones. La búsqueda de productos multivitamínicos siempre ha sido muy fuerte y se ha intensificado en el último año debido a la pandemia del coronavirus.

De esta manera, queda en evidencia que es necesario estar en constante evolución, entendiendo las demandas del mercado y trabajando en el desarrollo de nuevos productos y tecnologías para entregar a la industria alimentaria las mejores soluciones, que puedan satisfacer las necesidades de los consumidores de una manera práctica, segura y saludable.

Artículo escrito por: Guillermo Navarro – gerente de aplicaciones Brasil en Saporiti