Actualmente, muchos más consumidores valoran la importancia de estar en forma y de seguir una dieta equilibrada. Esto ha dado lugar a una industria del buen estado físico en crecimiento y a un creciente interés en productos para la nutrición deportiva en el mundo.

El mercado para la nutrición deportiva ha crecido, en promedio, un 8.5% entre 2012 y 2017. Sin embargo, aunque hay cada vez más usuarios casuales que buscan tener buen estado físico, los productos deportivos de consumo masivo actuales, ¿cubren sus necesidades fisiológicas específicas?

A continuación, Klaudia Volmer, Gerente de Producto de carbohidratos funcionales de BENEO, trata la importancia del control del azúcar en la sangre durante la práctica de ejercicio físico y destaca el potencial de los carbohidratos alternativos para los nuevos grupos objetivo en el mercado de la nutrición deportiva.

Cambiar el enfoque del uso de carbohidratos a la quema de grasa

La mayoría de las bebidas, los geles y las barras para la nutrición deportiva más populares en el mercado se crearon con el objetivo de aumentar la energía durante el ejercicio, sin embargo, estos productos tradicionalmente contienen carbohidratos de alto índice glucémico tales como maltodextrina, jarabe de glucosa y sacarosa.

El producto ideal para la nutrición deportiva para quienes buscan quemar grasa y tonificar mientras se entrenan debe contener un carbohidrato de bajo índice glucémico, que tenga un muy bajo impacto en los niveles de azúcar en la sangre.

Un carbohidrato de bajo índice glucémico como la isomaltulosa es ideal para el uso en productos para la nutrición deportiva, ya que tiene un efecto equilibrado en los niveles de azúcar en la sangre y es completamente digerible.

Un índice mayor de quema de grasa también significa que los consumidores activos pueden acudir a sus reservas de carbohidratos durante más tiempo. Estos beneficios fisiológicos hacen que la isomaltulosa sea ideal para el uso en productos dirigidos a quienes practican deportes de resistencia y para los que buscan tener buen estado físico o están comenzando a hacer ejercicio.

 

También le puede interesar: “Ingredientes Naturales: Tendencia en el mercado

 

Tallas más grandes

La prevalencia de la obesidad prácticamente se duplicó entre 1980 y 2014, y este número sigue aumentando. Los gobiernos de todo el mundo están trabajando arduamente para fomentar que quienes tienen sobrepeso o son obesos tengan una vida activa.

A pesar de ello, hoy en día, la mayoría de los productos para la nutrición deportiva en el mercado no contribuyen al control de peso en este grupo, ya que contienen ingredientes de alto índice glucémico que inhiben la quema de grasa en lugar de favorecerla.

Poblaciones que envejecen

Otro grupo muy motivado por productos que los ayuden a controlar su peso es el de los consumidores adultos. Muchos de estos consumidores mayores están cada vez más interesados en su salud y su bienestar.

Esencialmente versátil

A menudo, los beneficios funcionales de un producto no son suficientes para que este se convierta en un elemento habitual en la compra de los consumidores. El buen sabor y la textura son esenciales para que un producto se vuelva el favorito de los compradores.

Los carbohidratos deben poder aportar beneficios técnicos, nutricionales y funcionales. La isomaltulosa tiene sabor y dulzor suaves, parecidos al azúcar, y es ideal para el uso en geles y en barras nutricionales, además de bebidas.

Al ser un polvo fluido y de baja higroscopicidad, resulta ideal para las bebidas instantáneas en polvo y reduce significativamente la absorción de agua en las mezclas, lo que minimiza el riesgo de que se produzcan problemas de producción, como el endurecimiento y los grumos.

Para ponerla en práctica

En recientes ensayos de formulaciones se utilizó isomaltulosa para crear una bebida deportiva en polvo de baja respuesta glucémica. El resultado final fue un polvo que da resultados excepcionales, ya que tiene un sabor parecido al del azúcar, se puede disolver en agua fría y presenta excelente fluidez y dispersibilidad:

Al preverse que los índices de obesidad aumentarán en los próximos cinco años y debido al envejecimiento de la población, la demanda de productos que fomentan la quema de grasa y el control de peso muestra un potencial de crecimiento significativo.

La nutrición deportiva está yendo más allá del reino de los deportistas de elite y ahora, gracias a la isomaltulosa, hay un carbohidrato funcional disponible para cubrir las necesidades del usuario casual que busca tener buen estado físico.