Conocido como “black pudding” en Reino Unido y por ser parte de su desayuno típico, fue catalogado como un superalimento debido a sus propiedades nutricionales, sin embargo algunos no están de acuerdo con el título.

Es rico en proteínas, potasio, calcio, magnesio, zinc y hierro (necesario para producir glóbulos saludables y prevenir la anemia). A su vez, está libre de carbohidratos y, generalmente, contiene sangre de cerdo y avena.

MORCILLA

Sin embargo, el Institute of Food Research puso en duda los beneficios de este embutido, tal como aparece en The Independent. Pues aunque es una fuente de proteínas, contiene de un 15% a un 20% de grasa, es alto en calorías (250 a 300 Kcal por 100 g), y posee un alto contenido de sal.

Además, su nominación como superalimento sucede después de que la Organización Mundial de la Salud señalara las carnes procesadas como cancerígenas.

De que va a ser tendencia este año no hay duda, pero cabe preguntarse si realmente puede ostentar su reciente título.