En el Vaticano surgió la iniciativa de firmar una resolución ética sobre la inteligencia artificial (IA) respaldada por el Papa Francisco, en la que se subraya la importancia de minimizar los riesgos de esta nueva tecnología, al tiempo que se aprovechan sus beneficios potenciales.

El Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), QU Dongyu, se convirtió en uno de los primeros firmantes de la resolución denominada “Llamamiento de Roma para la Ética de la IA”.

Esta iniciativa hace referencia a la necesidad de “un enfoque en gran medida sostenible, que también incluya el uso de la inteligencia artificial para garantizar sistemas alimentarios sostenibles en el futuro”, según explicó QU Dongyu

De igual forma agregó, durante un debate que precedió a la ceremonia de firma, que “desde la perspectiva de la transformación del sistema alimentario, consideramos la digitalización, los macrodatos y la inteligencia artificial como fuentes de esperanza”.

Además de QU Dongyu, se unieron a la iniciativa la Ministra italiana de Innovación Tecnológica y Digitalización, Paola Pisano; el Presidente de Microsoft, Brad Smith; y el Vicepresidente Ejecutivo del IBM, John Kelly III.