El COVID-19 ha cambiado las formas en las que el consumidor se acerca a los alimentos y la industria. Por su parte, FutureBridge afirma que la pandemia ha acelerado la necesidad de la industria alimentaria de adoptar tecnologías que ayuden a abordar las evidentes ineficiencias estructurales. Además, los consumidores están más centrados en su salud que nunca. Como resultado, dice FutureBridge, la demanda de tendencias ya prominentes, como la salud inmunológica y las dietas basadas en plantas, se intensificará en una era posterior al Covid-19.

También le puede interesar consultar nuestra guía especializada en proveedores de la industria de alimentos

“Nuestros sistemas actuales de abastecimiento y producción de alimentos son insostenibles. La necesidad de innovación es más grande que nunca ”, dijo Sarah Browner, analista senior de alimentación y nutrición de FutureBridge. “En 2021, varias tecnologías emergentes finalmente están preparadas para influir en el desarrollo de productos y las operaciones de los principales actores e impactar sus productos comerciales”.

FutureBridge ha identificado cinco tendencias tecnológicas clave para 2021:

Valorización de residuos, de lineal a circular. Un tercio de todos los alimentos producidos a nivel mundial termina como pérdida o desperdicio de alimentos. Este desperdicio de alimentos presenta una excelente oportunidad para alimentar al mundo de manera sostenible, según FutureBridge. Empresas como Incr-edible y NapiFeryn BioTech están transformando los desechos en ingredientes o productos beneficiosos.

Canola lista para desafiar a la soja. FutureBridge cree que será aún más importante diversificar las fuentes de proteínas vegetales para evitar los monocultivos y la pérdida de biodiversidad. La compañía predice que la proteína de canola podría alterar el dominio de la soja en el espacio basado en plantas debido a su alta capacidad de producción y su valioso perfil de aminoácidos.

Inmunidad basada en plantas. FutureBrige espera que las fuentes naturales de vitaminas y minerales encuentren una mayor demanda en 2021. Los productos botánicos como la acerola y las frutas cítricas, por ejemplo, son populares por su contenido de vitamina C. Los analistas de FutureBridge predicen que los proveedores de ingredientes invertirán cada vez más en el desarrollo de vitaminas y minerales únicos a base de plantas para satisfacer estas demandas.

Digitalización de la cadena de suministro. Los consumidores buscan información sobre cómo se producen sus alimentos, pruebas de su procedencia y garantías de que son seguros. Estamos siendo testigos de un cambio de tecnologías digitales como blockchain, inteligencia artificial y comunicación de campo cercano de lo que es “bueno tener” a “imprescindible” para las empresas de alimentos.

Regenerativo, el nuevo sostenible en agricultura. La urgente necesidad de regenerar nuestra base de suministro agrícola es evidente en las estrategias comerciales emergentes de los principales actores del sector alimentario, dice FutureBridge. General Mills se ha comprometido a promover las prácticas de agricultura regenerativa en 1 millón de acres de tierras agrícolas para 2030. FutureBridge predice más anuncios en este espacio en 2021.