Los empaques juegan un rol fundamental en la industria alimentaria pues no sólo garantizan que los alimentos lleguen en óptimas condiciones a los consumidores finales, sino que han masificado el acceso a productos de alta calidad, extendiendo su vida útil. No obstante, en la actualidad nos enfrentamos a grandes retos en materia ambiental, motivo por el cual, hoy más que nunca, se requieren soluciones de packaging innovadoras, más eficientes y que permitan el
cambio de una cadena lineal a una circular. 

Según el informe de Tendencias en Packaging para 2021, realizado por Packaging Cluster y la consultora Connociam, las macrotendencias de mayor impacto para el sector del packaging son la sostenibilidad y la experiencia centrada en el usuario. Hoy, gigantes de la industria nos demuestran que sí es posible crear soluciones versátiles, sostenibles y pensadas en el consumidor.

A lo largo de nuestra trayectoria hemos descubierto que el desarrollo tecnológico, de forma colaborativa, de la mano de nuestros clientes y otros jugadores estratégicos de la cadena, es el mejor camino para garantizar la creación de soluciones sostenibles y disruptivas a la altura de los retos globales. Para Dow la sostenibilidad va de la mano de una voluntad de mejora incesante, que nos impulsa a hacer de la innovación de procesos nuestro mejor aliado para lograr el fortalecimiento de una economía circular altamente competitiva. 

Atendiendo a las necesidades ambientales y del mercado, una de nuestras metas globales para 2030 es lograr que un millón de toneladas de plástico sean recolectadas, reusadas y recicladas. Para 2035, la meta es aún más ambiciosa ya que esperamos conseguir que el 100% de nuestros productos para empaques sean reutilizables o reciclables. Siguiendo esta línea, desarrollamos la tecnología para empaques Phormanto™ que -gracias a la combinación de experiencia, innovación y tecnología de punta- permite la creación de empaques termoformados, con una
estructura técnicamente reciclable que posee una alta transpirabilidad y cumple con los requerimientos del producto a empacar.

Lea también: LOS IMPACTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA INDUSTRIA DE ALIMENTOS

Además, cuenta con características que satisfacen las necesidades de compra de los consumidores como fácil apertura y transparencia, que facilita la visibilidad del contenido. Esta tecnología de empaques fue creada en el 2012 y atiende desde entonces diversos mercados, pues está presente en los segmentos de embutidos, quesos y snacks y, por primera vez, fue adaptada a las necesidades de la industria avícola.

Este tipo de soluciones innovadoras dan lugar a la creación de envases y tecnologías de fabricación que agregan valor a la totalidad de la cadena productiva, sin dejar de lado el respeto por el medio ambiente. Phormanto™ tiene una menor huella de carbono, en comparación con otros tipos de empaques disponibles, disminuye el desperdicio de alimento al extender su vida útil y, como ya lo mencioné, es reciclable. Estas propiedades garantizan la producción de empaques de alta calidad y permiten a las compañías migrar a estructuras sustentables y atractivas para el consumidor final.

En Dow somos plenamente conscientes de que esto no es una tarea fácil, pero también estamos convencidos que desde el sector empresarial existe la imperiosa necesidad de aportar al desarrollo desde una óptica sostenible, que aproveche al máximo los avances tecnológicos, en aras de ser parte de la solución. Reafirmamos nuestro compromiso en la implementación de estrategias de sustentabilidad, que generen un impacto positivo en los ámbitos económicos,
sociales y medioambientales, a nivel global y regional.

Finalmente, extendemos una cordial invitación a todo el sector productivo a integrar la innovación en la gestión empresarial con el objetivo de desarrollar proyectos colaborativos con la cadena de valor, pues para avanzar hacia la sostenibilidad es menester crear soluciones conjuntas pensando en el mañana.

Artículo escrito por: Juan Diego Peña, Marketing Dow Colombia