Boston Consulting Group (BCG) y Blue Horizon Corporation (BHC) dicen que para el 2035 los productos plant-based llegarían a los $ 290 mil millones.

El auge de los alimentos plant-based o alimentos alternativos estará creciendo en los próximos años. Y es que las proyecciones lo dicen: cada décima porción de carne, huevos, productos lácteos y mariscos que se consuman en todo el mundo se producirá a partir de proteínas alternativas para 2035, según BCG y BHC.

Justamente, el informe, llamado ‘Food for Thought: The Protein Transformation’, también afirma que el crecimiento sostenido será importante: este mercado pasará de los 13 millones de toneladas métricas actuales al año a 97 en 2035, cuando constituirá el 11 % del mercado total de proteínas.

Pero, ¿a qué se debe? Los consumidores están en la búsqueda de alternativas basadas en plantas, microorganismos y células, que reduzcan el impacto en el medio ambiente y, a su vez, equivalgan a los productos tradicionales.

“Las proteínas alternativas pronto podrían igualar a las proteínas animales en sabor, textura y precio. Esperamos que la paridad impulse una nueva ola de crecimiento, catapultando lo que es un mercado bastante incipiente hoy en día a la corriente principal, produciendo importantes beneficios medioambientales y facilitando un crecimiento aún más rápido”, afirmó Benjamin Morach, director gerente y socio de BCG.

Le puede interesar: Inversión en proteínas alternativas registra crecimiento histórico

Por ejemplo, destacan que las alternativas a base de plantas (como hamburguesas, lácteos y sustitutos de huevo) alcanzarán la paridad en 2023; las elaboradas a partir de microorganismos (como hongos, levaduras y algas unicelulares) en 2025 y las cultivadas directamente a partir de células animales alcanzarán la paridad en 2032.

Así mismo, dicen que si se impulsa la innovación tecnológica y un apoyo regulatorio completo podrían acelerar el crecimiento al 22 % del mercado para 2035. A ese ritmo, Europa y América del Norte alcanzarían el “pico de carne” para 2025, y el consumo de proteína animal allí comenzaría a disminuir.

Finalmente, adicional a tener un impacto positivo en el medio ambiente (permitirá ahorrar 39 mil millones de metros cúbicos de agua) y aportar al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, este tipo de mercado alternativo será una garantía de la seguridad alimentaria en el futuro, conforme las consultoras.

Lea también: Eat Just finaliza ronda de financiación por 200 millones de dólares