Tras la prueba en 839 participantes, investigadores dicen que el cannabidiol (CBD) no tiene efectos negativos en el hígado.

“Lo que observamos hasta la fecha no es evidencia clínica de enfermedad hepática en ningún participante”, dijeron los investigadores del especialista en ensayos clínicos, Validcare, en los resultados preliminares sobre los efectos del CBD en los adultos.

Según explicó el coinvestigador Jeff Lombardo PharmD, BCOP, su tarea se basó en observar los posibles efectos hepáticos en adultos que ingieren el CBD derivado del cáñamo, de forma oral, durante un mínimo de 60 días.

“Observamos elevaciones leves y clínicamente insignificantes de las pruebas de función hepática en menos del diez por ciento de los consumidores, independientemente de la edad, la composición y forma del producto y la cantidad consumida. Tres de los 839 participantes tenían tres veces los niveles normales de la enzima hepática ALT. Estos tres consumidores están tomando medicamentos recetados que se sabe que elevan las enzimas hepáticas y estamos investigando si los medicamentos recetados u otros factores contribuyen a estos valores atípicos”, dijo Lombardo.

Por otro lado, encontraron que alrededor del 70 % de los participantes del estudio que informaron tener una afección médica y tomar medicamentos para esas afecciones, o registró un aumento en el informe de eventos adversos.

Esto se realizó entre agosto de 2020 y febrero de 2021, pese a la pandemia, debido a las solicitudes de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), para determinar las rutas regulatorias apropiadas para estos productos.

Lea también: Marine Stewardship Council responde a Netflix sobre documental de pesca

De hecho, la investigación fue patrocinada por diferentes marcas de la industria de los productos de CBD derivados del cáñamo, que proporcionaron fondos, productos, certificados de autenticidad y ayudaron con el reclutamiento de consumidores adultos de EE. UU.

“Nos alientan estos hallazgos y esperamos que este estudio proporcione a la FDA suficientes datos basados ​​en la ciencia para determinar y tomar medidas en un camino regulatorio seguro”, dijo el Dr. Keith Aqua, coinvestigador principal de este estudio aprobado por el IRB.

“Continuaremos analizando estos datos del mundo real y estamos agregando una segunda cohorte a este estudio para aumentar la certeza estadística para la seguridad del hígado y las medidas secundarias en diversas poblaciones y consumidores con diversas afecciones médicas”, concluyó.

Le puede interesar: Informe proyecta crecimiento de mercado de plant-based a 2035