Tecnologías aliadas pero insuficientes para los objetivos 2025

Tecnologías aliadas pero insuficientes para los objetivos 2025

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

Sin duda, 2050 será un año crucial para las industrias agrícola y de alimentos y bebidas. Para ese momento, la población mundial habrá aumentado en casi 2.000 millones de personas y según estiman las Naciones Unidas de mantenerse las tendencias actuales en la producción y el procesamiento de alimentos, el mundo enfrentará una crisis sin precedentes de hambruna.

El reto para estas industrias no es menor. Requieren con la mayor urgencia adoptar medidas, diseñar estrategias claras e incorporar tecnologías innovadoras y amigables con el medio ambiente que les permitan responder de forma eficiente y sostenible al gran desafío que tienen por delante: garantizar la supervivencia de la especie humana en el planeta.

Y si bien la producción y procesamiento de alimentos son campos fértiles para la innovación, hacerlo en términos de operatividad, es decir, adoptar tecnologías directamente en las plantas de producción, resulta complejo en tanto involucra altas inversiones, conocimientos técnicos especializados, implementaciones prolongadas y retornos de inversión poco palpables.


EL PANORAMA DE LAS TECNOLOGÍAS DISRUPTIVAS

Recientemente, el Foro Económico Mundial y la firma consultora internacional McKinsey definieron un listado de 12 tecnologías emergentes con potencial para impulsar un rápido progreso en la sostenibilidad y eficiencia de los sistemas alimentarios. Estas tecnologías van desde la producción, hasta el procesamiento y distribución de los alimentos.

1. Proteínas alternativas para disminuir la dependencia de la proteína animal.

2. Tecnología de sensores en los alimentos para aumentar la seguridad alimentaria, calidad y    trazabilidad.

3. Nutrigenética para una nutrición personalizada.

4. Big Data y analítica avanzada.

5. Entregas a través de servicios móviles.

6. Blockchain para la trazabilidad de los alimentos.

7. IoT para mayor transparencia de la cadena de suministro y trazabilidad.

8. Agricultura de precisión para la optimización del uso del agua.

9. Tecnología de microbiomas para mejorar la resistencia de los cultivos.

10. Gestión de suelos y uso de micronutrientes.

11. Tratamiento de semillas.

12. Generación de energía renovable.

 

Lo cierto es que más que disruptivas, estas tecnologías resultan ser paradójicas, pues la mayoría han sido concebidas en países de altos niveles de desarrollo tecnológico como soluciones escalables con posible impacto positivo en países en vías de desarrollo. Pero su incorporación ha requerido grandes esfuerzos en los que solo los grandes juga- dores de las industrias han podido dar pasos notables.

Así como el mismo Foro Económico Mundial lo sugiere en su reporte, los sistemas alimentarios de países como los de América Latina tienen décadas de retraso en la adopción de innovaciones tecnológicas debido, entre otros, a la baja capacidad y voluntad de pago de los consumidores, los altos costes de acceder al desarrollo tecnológico de vanguardia, y las complejidades operativas propias de sistemas alimentarios tan heterogéneos.

 

“Con 200 camiones, Bavaria  cuenta con la flota de vehículos eléctricos de distribución más grande de Colombia”.

 

Sin embargo, poco a poco, las políticas de sostenibilidad de los grandes jugadores de la industria de alimentos se han convertido en una hoja de ruta que, además de permitirles hacer sus procesos más eficientes, también los preparan para el futuro que tienen por delante, y sirven como ejemplos para otros actores para emular, en la medida de lo posible, en sus actividades propias.

Algo destacable de estas iniciativas es que se concentran principalmente en la generación y uso de energía de fuentes renovables, la optimización del uso del agua, un notable aprovechamiento de los residuos y soluciones de analítica avanzada.

No obstante, por más beneficios que represente la adopción de tecnologías o puesta en marcha de acciones enfocadas en el fortalecimiento de este renglón, es claro que incorporar tecnología es tan solo una de las acciones para concebir un ecosistema integral que permita transformar los sistemas alimentarios con miras a los retos futuros e inmediatos que enfrenta la humanidad.

 

EJEMPLOS DE USO DE TECNOLOGÍAS CON ENFOQUE SOSTENIBLE EN LATINOAMÉRICA

Col - Mex

 

USO EFICIENTE DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA: Sigma monitorea a distancia los sistemas de refrigeración, lo cual le permite reducir el consumo energético y los costos operativos. Además, mediante lecturas en línea de la temperatura de las zonas y los procesos, la compañía diseña nuevas estrategias para lograr un funcionamiento más eficiente de los equipos.

USO DE BIOMASA: la empresa instaló una caldera de biomasa que permite reducir el uso de combustibles fósiles para la generación de vapor, e impulsa cadenas de abasto certificadas para el acopio y comercialización de este recurso, lo cual genera un beneficio económico local y mitiga la disposición de residuos en rellenos sanitarios.

REFRIGERANTES: recientemente imple- mentó un programa piloto de desarrollo e instalación de sistemas de refrigeración a base de propano, que le evita a la compañía la emisión de más de 2.500 toneladas de CO2 al año.

TRANSPORTE   ELÉCTRICO   PARA   LA RED DE DISTRIBUCIÓN: en 2020 incorporó tecnologías ecológicas en sus vehículos repartidores en México, como equipos de mayor eficiencia de refrigeración, pintura antirreflejo y paneles solares.

REDUCCIÓN DE CONSUMO DE ENERGÍA ELÉCTRICA: con el plan de autogenerar energía en sus plantas y centros de distribución, Bavaria tiene un piloto de autogeneración solar a pequeña escala en su planta de Cali y autogeneración hidroeléctrica en su planta de Medellín.

MOVILIDAD ELÉCTRICA Y A GAS: con 200 camiones, la compañía cuenta con la flota de ve- hículos eléctricos de distribución más grande del país.

REFRIGERACIÓN CONSCIENTE: la compañía reemplazó 11.000 neveras que utilizan gases de efecto invernadero como los hidrofluorocarbonos (HFC), por neveras que operan con gases R290.

DISMINUCIÓN DEL CONSUMO DE AGUA: recientemente instaló una planta de tratamiento de aguas residuales, lo cual le ha permitido reducir en un 30 % la cantidad de este recurso que emplea en la producción de su bebida insignia: la cerveza.

ECONOMÍA CIRCULAR: la empresa incorporó etapas de recolección y reciclaje en a su producción, creando 40 ciclos de rehúso por botella, devolver anualmente su cadena más de 80mil botellas, correspondientes al 97 % de sus envases, y fomentar la agremiación de recicladores en el país.

Te podría interesar...

Lo más leído

Descarbonización en América Latina
Gestión de proyectos

El uso de energías renovables y la generación de políticas para impulsar la transformación...

Laura Flórez・Ago 10, 2022
El ABC del impuesto a bebidas azucaradas
Ingredientes y aditivos

Con la aprobación de la Reforma Tributaria en Colombia, esto es lo que pueden esperar los ...

Jorge Iván Parada Hernández, periodista de IAlimentos・Nov 9, 2022
sabores, sabores nuevos, salud, alimentación saludable, inflación
Innovación e investigación

La preocupación por la salud y el bienestar dejó una huella indeleble en los consumidores,...

Joan Bocanegra, editor Revista IAlimentos・Ago 11, 2022
Es cierto que el Omega-3 sirve para bajar de peso
Aceites y grasas

El Omega-3, un tipo de grasa insaturada, ha demostrado su eficiencia para disminuir el ape...

Equipo editorial IAlimentos・Jun 22, 2015

Notas recomendadas por el editor

LEER MÁS »

05/04/2018

Empaques que activan su marca

Uno de los factores más importantes para que determinado producto tenga un debido posicionamiento y reconocimiento en su sector, son los empaques q

LEER MÁS »

14/10/2018

¿Cómo elegir saborizantes especializados en cár...

Debido a las restricciones en términos de mano de obra y los costos de procesamiento de carne, los productos fabricados no tienen un sabor adecuad

LEER MÁS »