La fibra soluble hace esperar al hambre

La fibra soluble hace esperar al hambre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

Actualmente está emergiendo una nueva categorí­a de alimentos y bebidas posicionada para minimizar el hambre entre las comidas. En muchos casos, estos productos tienen un alto contenido de proteí­na y contenido reducido de azúcar y de grasa. Conózcalos de cerca.

Si la cantidad de productos con menos calorí­as son un parámetro, los productores de alimentos globales hace tiempo que reconocen su papel en ayudar a los consumidores a controlar su ingesta de calorí­as. Pero, tal como demuestran las investigaciones, reducir las calorí­as es solo una parte de la ecuación. Otra es abordar la razón por la cual tantas dietas para bajar de peso fracasan; el hambre.

Saciedad una nueva área de interés

Actualmente está emergiendo una nueva categorí­a de alimentos y bebidas, posicionada para minimizar el hambre entre las comidas, al reducir el deseo de comer, lo que da lugar a una menor ingesta energética. En muchos casos, estos productos también tienen un alto contenido de proteí­na y contenido reducido de azúcar y de grasa. La ventaja de la fibra y de la proteí­na es que los consumidores pueden sentir un beneficio tangible de inmediato: una sensación sostenida de plenitud que desalienta los refrigerios y reduce la ingesta energética en la siguiente comida. Esto, junto con niveles bajos de azúcar y de grasa que reducen calorí­as, puede ayudar a los consumidores a alcanzar la deseada pérdida de peso.

Por lo general, los cientí­ficos especializados en nutrición consideran que la ingesta de fibra reduce la ingesta energética de corto plazo, por el agregado de volumen y de viscosidad. El volumen adicional es responsable de disminuir la densidad energética de los productos alimenticios, mientras que se cree que las fibras solubles prolongan la fase de digestión y de absorción de los nutrientes en el intestino. Como el organismo genera señales de saciedad tanto antes como después de la absorción, esto puede explicar por qué los consumidores experimentan una sensación más prolongada de plenitud.

Más allá del volumen y de la viscosidad

Algunas lí­neas de investigación y de indagación sugieren que los mecanismos detrás del efecto de saciedad de la polidextrosa van más allá de la simple contribución de volumen y de viscosidad a la dieta. Apuntan a la capacidadde prolongar la masticación y el vaciamiento gástrico, de reducir la respuesta glucémica y de influir en las hormonas de saciedad del intestino.

Uno de los cientí­ficos más citados en el campo de la regulación del apetito es el Profesor John Blundell de la Universidad de Leeds en el Reino Unido. Su descripción hecha hace 30 años de la cascada de la saciedad proporciona un modelo útil para considerar cómo una fibra dietaria tiene un papel en todos los procesos involucrados en comenzar, sostener y finalizar una comida, además de suprimir el consumo posterior.

Como fibra invisible, productos como la fibra dietética polidextrosa tienen poco impacto sensorial al añadirse a productos alimenticios, lo que asegura que su perfil atrayente de sabor y de textura se mantenga. Aunque el sabor y la textura quedan prácticamente iguales, la fibra dietética antes mencionada aún puede mejorar la palatabilidad de persos productos alimenticios durante su consumo, debido a su capacidad de mejorar la sensación en la boca y el cuerpo.

El proceso cognitivo se relaciona con la percepción general del consumidor de las fibras como saludables. Esto fue confirmado recientemente por un estudio de consumidores realizado por DuPont Nutrición y Salud junto con la firma de investigación global Lindberg International. De un total de 3.500 adultos de 7 paí­ses, más de la mitad nombró el "alto contenido de fibra" como un factor nutricional importante que influye en las decisiones de compra. Prácticamente la misma cantidad también sostuvo que habí­a experimentado una sensación positiva de plenitud después de consumir alimentos enriquecidos con fibra.

¿El nivel siguiente del control del peso?

Tal como todos estos estudios sugieren, parece que los suplementos dietarios con polidextrosa pueden ser un elemento eficaz en un enfoque de facetas múltiples, en el cual la conciencia sobre la dieta se combina con una mayor actividad fí­sica. Sin embargo, a algunos consumidores la batalla contra el exceso de kilos aún les sigue pareciendo imposible de ganar.

Para ellos, la respuesta podrí­a estar en otra nueva lí­nea de investigación que indica que la microbiota del intestino puede jugar un papel más importante en la obesidad y en el sí­ndrome metabólico que lo que se pensaba anteriormente. persos estudios en animales han demostrado que la microbiota intestinal realmente puede generar que un inpiduo sea propenso a la obesidad.

Para obtener más información, visite www.food.dupont.com


Te podría interesar...

Lo más leído

Descarbonización en América Latina
Gestión de proyectos

El uso de energías renovables y la generación de políticas para impulsar la transformación...

Laura Flórez・Ago 10, 2022
El ABC del impuesto a bebidas azucaradas
Ingredientes y aditivos

Con la aprobación de la Reforma Tributaria en Colombia, esto es lo que pueden esperar los ...

Jorge Iván Parada Hernández, periodista de IAlimentos・Nov 9, 2022
Es cierto que el Omega-3 sirve para bajar de peso
Ingredientes y aditivos

El Omega-3, un tipo de grasa insaturada, ha demostrado su eficiencia para disminuir el ape...

・Jun 22, 2015

Notas recomendadas por el editor

LEER MÁS »

05/04/2018

Empaques que activan su marca

Uno de los factores más importantes para que determinado producto tenga un debido posicionamiento y reconocimiento en su sector, son los empaques q

LEER MÁS »

14/10/2018

¿Cómo elegir saborizantes especializados en cár...

Debido a las restricciones en términos de mano de obra y los costos de procesamiento de carne, los productos fabricados no tienen un sabor adecuad

LEER MÁS »