Cómo realizar el mantenimiento de sus pisos industriales en cuartos fríos, sin apagarlos

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar
Cómo realizar el mantenimiento de sus pisos industriales en cuartos fríos, sin apagarlos

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

La necesidad de mantenimiento de pisos en cuartos frí­os, en la industria de alimentos y bebidas, es más común de lo que se cree: delaminaciones, levantamiento del recubrimiento, oquedades o deformaciones de las superficies son algunos de los problemas a la vista. Y es que, hoy por hoy, no solo se trata de un tema estético, sino de garantizar la seguridad industrial y la inocuidad en una planta de la industria de alimentos y bebidas, a través de los pisos, ya que es un imperativo. Especí­ficamente, partimos por el hecho de que un piso industrial, en general, debe seguir ciertas especificaciones de seguridad, tales como que sea funcional, para las necesidades del área, monolí­tico sin juntas para facilitar su limpieza y con excelente resistencia mecánica, quí­mica y al choque térmico. Por otro lado, y para cumplir con los requerimientos de inocuidad inherentes a la producción o almacenamiento de alimentos (como la normatividad ISO 22002-2005 e ISO 22196-2011), es necesario que los pisos sean de fácil limpieza, sin juntas y que garanticen la asepsia necesaria. En palabras de Lizeth Porras, directora comercial de Industria de Euclid Chemical Toxement: "la correcta especificación y/o mantenimiento de un piso industrial es importante por dos razones principalmente: la primera, la seguridad industrial, ya que un piso con el acabado incorrecto puede generar caí­das en los usuarios o, en el caso de un piso deteriorado, puedes ocasionar, por ejemplo, el volcamiento de un montacargas; pero la razón más importante es la asepsia e higiene, ya que un piso deteriorado es un foco para contaminación microbiológica por hongos y bacterias".

Lo que debe tener en cuenta

Para el mantenimiento de piso de cuartos frí­os a los requerimientos anteriormente mencionados, en una planta operativa, el principal problema que se presenta es el tiempo de parada, debido a la intervención, teniendo en cuenta que es necesario llevar los alimentos a otros contenedores que mantengan la cadena de frí­o. Por lo general, esto suele llevar hasta 12 dí­as en total, lo que significa una pérdida de la capacidad de producción o incurrir en gastos adicionales, debido a que se debe rentar o buscar la forma de mantener la custodia de frí­o. "Para hacer la intervención, debes apagarlo y dejar que el frí­o salga por lo menos de tres a cinco dí­as; después hacer el proceso de preparación de superficie con el perfil de rugosidad adecuado, seguidamente garantizar que la temperatura del sustrato sea óptima para el curado, de cualquiera que sea el recubrimiento, y, por último, realizar la aplicación y espera del tiempo para dar al tránsito", explica Porras. Sin embargo, en la actualidad, el mercado cuenta con tecnologí­as que pueden evitar o reducir el tiempo de todo este proceso, tal como es el caso de los recubrimientos a base metil metacrilato (FLOWFAST), que tienen la más alta especificación, en cuanto a pisos poliméricos. Con este sistema, precisamente, se pueden realizar mantenimientos en toda la superficie del piso industrial, sin necesidad de apagar el cuarto frí­o, ya que se puede aplicar, incluso a temperaturas bajo cero y, tras la preparación de la superficie (que puede tomar uno a dos dí­as), lleva 60 minutos el tiempo de curado y se puede dar al servicio. "No quiere decir que esta tecnologí­a no se pueda utilizar a temperatura ambiente, pero su principal beneficio es aplicarlo sin apagar un cuarto frí­o", dice Porras. Lo primero, para la aplicación de este recubrimiento en superficies de concreto, es vaciar el cuarto o cubrir los elementos para evitar la contaminación, luego, se debe preparar el sustrato, es decir, retirar el recubrimiento actual y dar un buen perfil de rugosidad para recibir el nuevo piso. "Una vez se tenga esto, que serí­a la parte más demorada del proceso, es necesario hacer unas llaves de anclaje en todo el perí­metro del área, el tratamiento de las juntas (para garantizar un piso monilí­tico sin juntas) y, después, se hace la instalación del piso, que se realiza en tres etapas: imprimación, lechada o mortero y el sello, todo con intervalos de tiempo de media hora", indica Porras. ¿Interesado en esta tecnologí­a? Euclid Chemical Toxement, especialista en recubrimientos, ofrece el sistema FLOWFAST, una tecnologí­a versátil para pisos industriales, que también permite acabados de varios tipos: lisos, antideslizantes y decorativos. Para conocer más sobre estas soluciones, llene el siguiente formulario:

Te podria interesar...