Pasando por la cadena de producción, la comercialización de productos y la alta gerencia, las mujeres tienen un rol cada vez más determinante en la industria de alimentos y bebidas.

En un mercado, en el que, de acuerdo a cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las mujeres producen entre el 60 y el 80 % de los alimentos de los países en desarrollo y la mitad de los de todo el mundo, es importante destacar el papel que tiene la mujer en la industria de alimentos.

Estudios realizados por la FAO han confirmado que a través de la historia la mujer ha tenido un rol clave en la agricultura a pequeña escala, siendo uno de los pilares de la industria de alimentos. Sin embargo, la evolución de la industria ha permitido que el peso de la mujer se vea reflejado no solo en cargos operativos dentro de la cadena de producción, sino también en su importancia en cargos administrativos y de alta gerencia.

Otro estudio realizado por ONU Mujeres, “Principios para el Empoderamiento de las Mujeres”, resalta que la incorporación de mujeres en todos los niveles administrativos es algo positivo para las grandes compañías, pues la investigación señaló también que ellas representan el 64 % de las decisiones de compra en una empresa.

Lea también: UCRANIA VS RUSIA: ¿CÓMO ESTÁN RESPONDIENDO LAS GRANDES COMPAÑÍAS DE ALIMENTOS?

Adriana Díaz Tobar, gerente general en Dicorlab, añadió que el papel de la mujer en distintos niveles empresariales fortalece las dinámicas de trabajo grupal, potencian la comunicación, organización y administración del tiempo.

Adriana Díaz, gerente general en Dicorlab

“En Dicorlab, donde el equipo de trabajo está compuesto en mayoría por mujeres, podemos resaltar que somos más organizadas, prácticas, propositivas y comprometidas, buscando siempre apoyarnos como equipo en busca del mismo objetivo laboral, que repercute en el cumplimiento de nuestras metas personales, alcanzando nuestros sueños individuales y teniendo la satisfacción de celebrarlos conjuntamente entre nosotras” dijo la ejecutiva.

Y es que una de las características que destaca Díaz Tobar es que en Dicorlab, una de las empresas referentes en insumos y equipos para laboratorio, se ha impulsado el trabajo de mujeres profesionales de más de 40 años, mujeres cabeza de familia, sin experiencia, y miembros de la comunidad LGBTI, para las cuales muchas veces las oportunidades son limitadas. 

Le puede interesar: ¡EXPO IALIMENTOS 2022! REGRESA LA FERIA LÍDER EN LA INDUSTRIA DE ALIMENTOS Y BEBIDAS

“Como resultado hemos obtenido un equipo sólido que no se debilita tras las dificultades y que
por el contrario se apoya en el día a día de nuestros procesos. Por otra parte hemos apoyado el crecimiento personal y profesional de nuestros empleados, abriendo espacios de socialización y de formación académica. Como objetivo principal deseamos seguir consolidando nuestro equipo en los próximos 5 años, para fortalecer nuestra expansión internacional”, manifestó Adriana Díaz.

Finalmente, en cuanto a sus objetivos como gerente general en Dicorlab, Díaz añadió que es importante pensar en la reactivación económica a nivel de investigación, para lo cual “con nuestra empresa deseamos aportar un amplio portafolio de productos de alta calidad, con una adquisición optima y razonable, apoyada en una asesoría constante de nuestro grupo de especialistas formado en las ciencias básicas”.

También son muchas las mujeres que aportan su conocimiento en distintas fases de la industria de alimentos, desde la Innovación y el Desarrollo, hasta los análisis microbiológicos y de seguridad alimentaria. Datos entregados por la firma McKinsey & Company concluyen que las mujeres representan 50 % de la población en edad laboral y generan 37 % del PIB global.