Un informe reveló las tendencias en equidad, diversidad e inclusión y que se orientan para ser los aspectos clave en el futuro del trabajo en la industria de alimentos.

A pesar de que la amenaza del Covid-19 sigue latente, es una realidad que las empresas ya empiezan a enfocarse en el futuro y en dejar atrás los momentos difíciles que se vivieron a causa de la pandemia. Sin embargo, durante las cuarentenas y los cambios entre la oficina y el hogar, se han visto cambios hacia lo que será el futuro del trabajo y de los trabajadores en la industria de alimentos.

La investigación llevada a cabo por Deloitte Insights y la Asociación para la Industria de Alimentos (FMI, por sus siglas en inglés) ha revelado las nuevas tendencias en diversidad, equidad e inclusión. El documento afirma que incorporar estos valores en todos los ámbitos de la organización ayudará a ser más competitivos en este mercado que cada vez busca actores más involucrados en estos aspectos.

Varios ejecutivos de la industria fueron entrevistados y encuestados con el fin de obtener información sobre las estrategias que llevan a cabo y para conocer más sobre cómo la industria está cambiando en términos de fuerza laboral, lugar de trabajo y como tal qué está cambiando en la naturaleza misma del trabajo.

Lea también: DIGITALIZACIÓN EN LA INDUSTRIA DE ALIMENTOS Y BEBIDAS

Los resultados muestran que hay retos por delante y es por lo mismo que las empresas ya empiezan a diseñar estrategias para adaptarse a estos cambios. Estos proyectos incluyen rediseñar los lugares de trabajo o cambiar el modelo de trabajo para que encaje mejor en lo que será el futuro del trabajo. Un ejemplo es que ante la pregunta de las acciones se están llevando a cabo para adaptarse a las nuevas tendencias en el trabajo, el 68% de los encuestados respondió que se desarrollan varios planes para buscar ser más equitativos, incluyendo entrenamientos en diversidad e inclusión para los trabajadores.  

A pesar de que varias de las respuestas afirman que ya se trabaja en estos aspectos, aún falta mucho para lograr niveles de equidad, inclusión y diversidad más altos. Un ejemplo son las cifras que muestran los aspectos de equidad y liderazgo. El dato revela que solo hubo una mejora del 4% en este aspecto, pues las mujeres solo tenían una representación del 35% en las juntas directivas de las empresas en la industria de alimentos.

Le puede interesar: LAS FRONTERAS Y TENDENCIAS DE CRECIMIENTO EN LA INDUSTRIA DE ALIMENTOS Y BEBIDAS

De acuerdo al informe para lograr indicadores favorables en inclusiónequidad y diversidad, es fundamental tener métricas claras e invertir en datos que generen formas de profundizar en estos aspectos. Cada organización puede crear diferentes estrategias que se adapten a estas tendencias, desde cursos de capacitación, alianzas con proveedores o nuevos cargos ejecutivos, hasta estrategias de contratación y procesos de monitoreo y seguimiento con los empleadores.

Esto no solo será útil para saber si las estrategias están logrando su objetivo, sino que será una ventaja frente a la competencia y llamará la atención de clientes o consumidores que sean afines con las nuevas tendencias.

 

INGRESE AQUÍ PARA CONOCER NUESTRA GUÍA DE PROVEEDORES