Potencializar la industria de alimentos y bebidas en la región Andina es posible mediante el aprovechamiento de las oportunidades de internacionalización de nuestro portafolio, lo cual demandará perder miedo al cambio y respaldar esta decisión con inversiones que permitan aterrizar en las góndolas de los mercados del mundo.

Por: Claudia Lucía Velásquez Ardila. Aglaia Consultores

El crecimiento de las pequeñas y medianas empresas (pymes) ha sido constante en el último lustro, haciendo de este el momento ideal para tomar decisiones y cumplir con los objetivos comerciales. Habituarse a nuevas propensiones de consumo para mantener vigencia es una ardua tarea para la alta dirección, como líder de la operación, para evitar el miedo al cambio y a las inversiones que se deban realizar para comercializar los productos alimenticios en otros países.

La industria debe estar atenta a los indicadores de requisitos internacionales para anticiparse a las necesidades del mercado y, en estos momentos de crisis, es mayor la exigencia de invertir en recursos y apoyo. El cambio debe llevar a incrementar los conocimientos y ampliar nuestro campo de acción, invirtiendo tiempo y esfuerzo en identificar y aprovechar las oportunidades para fortalecerse.

Si queremos internacionalizar hacia Europa debemos conocer y tener en cuenta que tienen normas muy exigentes, esgrimidas por la Comisión Europea, las cuales tienen como objetivo “garantizar que el suministro de alimentos sea el más seguro del mundo y que los mismos estándares de seguridad alimentaria se apliquen a todos los productos, independientemente de su origen. Como el mayor importador y exportador mundial de alimentos, la Unión Europea (UE) trabaja en estrecha colaboración con organizaciones internacionales y ofrece asesoramiento y asistencia a socios comerciales de países no pertenecientes a la UE”.

Los requisitos higiénico-sanitarios para los alimentos tienen como finalidad proteger la integridad de la salud del ser humano y existen controles oficiales los cuales verifican el cumplimiento de las normas sobre los alimentos. Las normas de la UE tienen dos reglamentos que deben cumplir las autoridades competentes: controles oficiales y reglas específicas, detalladas en el Reglamento CE nº 1782002.

Por su parte, el mercado de alimentos de USA se encuentra global¬mente entre los más importantes, con clientes potenciales en un número aproximado de 330 millones y 60 millones hispanos, los cual nuestras industrias ven este país como un gran desafío y alternativa para internacionalizar sus productos.

Debemos saber que es un mercado con condiciones muy exigen¬tes en lo referente a los requisitos técnicos. Se debe cumplir con la Ley de Modernización de Inocuidad de los Alimentos (FSMA, por su sigla en inglés) de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés), organismo que regula el ingreso de productos farmacéuticos, vacunas, dispositivos médicos, cosméticos, biológicos, medicamentos y alimentos para animales.

Dependiendo de nuestro producto, puede que también debamos tener en cuenta a otro organismo, la USDA, (Departamento de Agricultura de Estados Unidos), quien regula parte de los alimentos, específica¬mente los que contengan más de un 2% de cárnico en su contenido.

Normatividad específica por producto

Se debe analizar cada producto a exportar. Este debe ser manufacturado bajo las buenas prácticas que le apliquen, tales como las Buenas Prácticas de Manufactura, Empaque y Almacenamiento de Alimentos (21 CFR 110) y los protocolos específicos para mariscos, jugos y pulpas, empacados de baja acidez y alimentos acidificados.

Registro de establecimientos

La empresa que desee internacionalizar sus productos a USA debe inscribirse en el registro de establecimiento de la FDA. Se deben inscribir todas las instalaciones, las plantas de proceso y almacenamiento. El registro es gratuito si lo realiza la empresa directamente y esta debe tener un agente local que será el contacto de comunicación con la FDA.

Etiquetado y rotulación

Los errores de etiquetados y rotulación representan más del 22 % de las detenciones en USA, por lo cual es muy importante centrar nuestra atención en sus requerimientos.

Existen requisitos generales, entre estos se encuentran: la etiqueta debe estar escrita en inglés (puede ser bilingüe); las medidas deben seguir el sistema métrico estadounidense y la información nutricional debe seguir el formato nutritionfacts. En lo referente a la información obligatoria en las etiquetas, los ingredientes deben estar listados, con nombre y dirección de la industria productora; información nutricional; contenido neto; declaración de alérgenos; país de procedencia y otra información relevante.

Los imprescindibles

Ante este desafío, es fundamental conocer los requisitos, necesidades y expectativas de los clientes y conocimientos de la normatividad en inocuidad alimentaria esenciales para la internacionalización de los alimentos, los cuales deben incluir:

  • Etiquetado o información sobre el alimento.
  • Composición o formulación del producto.
  • Normas y controles de entes reguladores.