Los ingredientes y sabores naturales continúan siendo una tendencia, obligando a las marcas a centrarse cada vez más en la salud.

No hay duda que el papel de los sabores es cada vez más importante en el desarrollo de nuevos productos que desean ser exitosos, ya que los consumidores buscan propuestas que equilibren el sabor, la alimentación saludable, la transparencia y un enfoque personalizado que se adapte a sus estilos de vida.

Según el más reciente estudio Innova Trends Survey 2019, adelantado por la firma Innova Market Insights, el 74 % de los consumidores globales afirmaron que disfrutan de descubrir nuevos sabores, mientras que el 57 % resaltó que priorizan consumir alimentos y bebidas que fueran buenos para sus organismos.

Lo anterior explica porque el desarrollo de nuevos sabores está impulsando las demandas de los consumidores, mientras que los ingredientes y sabores naturales continúan siendo una tendencia, obligando a las marcas a centrarse cada vez más en la salud.

Según Innova Market Insights, los mercados maduros son particularmente aficionados a las tendencias de sabor, sin embargo nos encontramos en un momento en el que la industria deberá aventurarse a suplir las necesidades de un grupo generacional cada vez más dominante.

Durante la última década, la industria de alimentos se ha centrado casi por completo en una generación: los millennials, quienes se caracterizan por su creciente poder adquisitivo y su preocupación por reflejar su identidad a través de los productos que consumen.

Los millennials y la Generación X se inclinan un poco más a probar nuevas combinaciones de sabores; los Baby Boomers, más reacios, siguen teniendo el mayor poder adquisitivo.

No obstante, la denominada Generación Z, que comprende a los nacidos entre 1993 y 2005, ha escalado su presencia, y debido a que han crecido en entornos mucho más diversos que las generaciones anteriores, muestran un interés por familiarizarse con las culturas extranjeras, lo cual, por supuesto, permitirá a las compañías ampliar su panorama e ir más allá de lo tradicional, con combinaciones de sabores sorprendentes y lanzamientos de edición limitada que se dirigen a este tipo de consumidor aventurero.

Vale recordar, que aunque los millennials y la Generación X se inclinan un poco más a probar nuevas combinaciones de sabores, los Baby Boomers, que son más reacios, siguen teniendo el mayor poder adquisitivo y, por lo tanto, representan una audiencia a la que se debe apuntar con opciones de sabores más tradicionales.

Conforme a lo anterior, presentamos a continuación los sabores que serán tendencia a lo largo de este año.

Botánicos

Los sabores frescos como lamenta, el pepino y el hinojo y las combinaciones de extractos florales: lavanda, rosa, flor de saúco y azahar están impactando los mercados de snacks, bebidas y panadería. Al mismo tiempo, nuevos ingredientes de este segmento están empleándose en formulaciones con el objetivo de satisfacer las necesidades de los consumidores que buscan ingredientes que respalden una dieta basada en plantas y que tengan propiedades para mejorar la salud.

Este último factor está siendo entendido de una forma más amplia, donde el cuerpo, la mente y el entorno forman un trinomio indivisible que repercute en el rendimiento de los consumidores. Es allí donde los ingredientes botánicos se presentan como una alternativa para aquellos que buscan productos con etiquetas naturales y limpias.

Según la casa de sabores Novotaste, la frambuesa se está convirtiendo en un sabor predilecto en las preparaciones de galletería. Con notas dulces, ácidas y ligeramente florales, la frambuesa se presenta como un sabor versátil y puede añadir un matiz rosado a los alimentos y bebidas. Igualmente, las notas frescas, florales o vegetales y las notas picantes aportan a los sabores tradicionales y están siendo bastante populares entre los consumidores.

Algunas de los sabores destacados en esta categoría son:

Botánicos

Terrosos

No hay duda que la búsqueda de la indulgencia es uno de los mayores motores que impulsa la innovación en sabores y los productores tienen el reto de desarrollar alimentos y bebidas sabrosas, pero que a la vez contribuyan a la salud y el bienestar, que se traduce en alimentos con bajo contenido de azúcar, sin gluten y bajos en calorías.

Y es que bajo el halo de naturalidad que rodea los sabores botánicos y florares, los sabores terrosos hacen recordar el placer de oler el aire que se eleva después de la lluvia. Este segmento de sabores está siendo impulsado por la creciente demanda de alimentos de origen vegetal. Sabores como el shiitake, trufa o boletus se verán cada vez más en los mercados de panadería y snacks.

Según Waldecir Luiz P. de Souza, gerente comercial de Duas Rudas Colombia, la mayoría de los consumidores en Latinoamérica están dispuestos a experimentar nuevos sabores, aunque sea de forma ocasional. “Las marcas pueden ampliar el potencial de los sabores familiares buscando inspiración en todo el mundo y aprovechar la familiaridad de los sabores locales y crear una nueva experiencia combinando los dos”.

Algunas de los sabores destacados en esta categoría son:

Terrosos

Más allá de lo tradicional

Aprovechar una estrategia de sabor que tiene la capacidad de atraer a consumidores de todas las edades es una táctica importante hoy en día. Por ejemplo, las ediciones especiales estacionales y limitadas de combinaciones de sabores de frutas y flores pueden llevar a buen término los beneficios de los productores de bebidas.

Por otro lado, la búsqueda de lo multisensorial se ha convertido en una tendencia a pesar que muchas veces es un adjetivo empleado de manera errónea. Los sistemas de sabor cuentan con esta cualidad por defecto, ya que el olor y el sabor están interrelacionados. Sin embargo, los sabores también pueden aportar otros atributos sensoriales, como de frío y calor. Estos elementos pueden mejorar un perfil de sabor, aportar más complejidad y producir sensaciones adicionales para una variedad de aplicaciones.

Los ingredientes botánicos se presentan como una alternativa para aquellos que buscan productos con etiquetas naturales y limpias.

Para el gerente comercial de Duas Rodas Colombia, la innovación puede venir de ingredientes que puedan ofrecer atributos de funcionalidad y sabor. Sabores que ofrecen a los consumidores beneficios para la salud, el sistema inmune y naturalidad, junto con una experiencia de sabor gratificante y arriesgada, tienen potencial para crecer en América Latina.

Algunas de los sabores destacados en esta categoría son:

más allá de lo tradicional