Trabajar en el desarrollo de una industria más sostenible, de la mano de la creatividad y la innovación, es uno de los principales retos que tendrá el sector de bebidas para 2020, afirma Luis Felipe Torres, director de la Cámara de la Industria de Bebidas de la ANDI.

1. ¿Qué evaluación hace de su sector en este 2019?

La industria de bebidas tiene una larga tradición, con plantas de producción en prácticamente todos los departamentos de Colombia, constituyéndose en un importante generador de empleo y de impuestos en todas las regiones del país. A hoy se trata de un sector que pesa el 0,8 % de la economía colombiana y el 7 % del PIB manufacturero.

Ahora bien, durante el primer semestre del 2019, este sector evidenció signos de recuperación frente al panorama reflejado en el mismo semestre del 2018. En efecto, de acuerdo con los resultados acumulados de enero – junio de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), la producción y las ventas muestran cifras positivas al arrojar un crecimiento de 4,3 % y 3,7 %, respectivamente.

2. ¿Qué proyecciones tienen para 2020?

Estamos convencidos de que el sector seguirá este comportamiento positivo que ha demostrado históricamente. Se continuará con la introducción al mercado de nuevas referencias y variedad de tamaños en las distintas categorías tales como: aguas, aguas minerales y saborizadas, refrescos de soya y vegetales, jugos en múltiples concentraciones y tés, como resultado de la apuesta decidida de la industria por brindar los elementos de información necesarios para que los consumidores tomen decisiones en sintonía con hábitos de consumo saludables.

Pero además, el 2020 será un año en el que la industria de bebidas seguirá avanzando en la innovación en sus envases y empaques apuntando a que estos sean de material 100 % reciclable y aprovechable, en línea con la tendencia global por cuidar el medio ambiente.

Todo lo anterior como resultado de la tarea que la industria asumió en 2016, definiendo y adoptando Cinco Compromisos de Autorregulación, los cuales, en este 2019, fueron elevados a Norma Técnica de Empresa y será el ICONTEC quien evaluará el cumplimiento de cada uno de estos.

3. ¿Cuáles son los principales retos y oportunidades que tiene el sector para los próximos años?

Una de las principales oportunidades es en definitiva todo lo relacionado con seguir innovando para responder acertada y oportunamente a las tendencias globales de consumo, enfocadas en mejores hábitos de alimentación, mejor información para los consumidores, empaques sostenibles y un uso responsable del agua en los procesos industriales, entre otros.

Además, una de las prioridades del sector para el próximo año es continuar su apuesta por consolidar modelos productivos basados en la economía circular, entendiendo el ciclo de vida de los envases de manera integral: desde cómo se diseñan y fabrican, hasta cómo se reciclan y reutilizan. Y ahí se unen la creatividad y la innovación para poner en marcha proyectos alrededor de este propósito.

En esta línea, desde la ANDI, se ha creado una iniciativa colectiva denominada Visión 30/30 por medio de la cual, más de 100 empresas de 19 sectores productivos avanzarán en la gestión de envases y empaques en Colombia, con acciones de reciclaje, reúso y reducción, además de la promoción de prácticas de eco diseño, desarrollo de nuevos modelos de negocio e incremento gradual de las tasas desaprovechamiento de papel, cartón, plástico, vidrio y metales con el fin de alcanzar al menos el 30 % de lo puesto en el mercado

4. ¿Qué mercados internacionales son los más atractivos y cuáles son las ventajas competitivas del producto nacional?

Los principales mercados son Ecuador, Perú, países centroamericanos (Panamá, Costa Rica, Honduras) y del Caribe (República Dominicana, Antillas Holandesas). La principal ventaja competitiva es la productividad de las empresas localizadas en Colombia que permite una competencia favorable en estos mercados. Asimismo, la innovación en producto y producción de nuevas bebidas, particularmente las de bajo contenido calórico, han encontrado un nicho de mercado importante en
estos países.

5. ¿En qué áreas deberá concentrarse la innovación para aumentar la rentabilidad del sector?

El sector de bebidas ha identificado como una oportunidad las tendencias globales de consumo, para lo cual seguirá apostándole al desarrollo de nuevos productos y nuevas presentaciones que respondan a esta necesidad. Aquí es importante mencionar que en el marco de los Compromisos de Autorregulación de la Industria de Bebidas en Colombia, para el 2022, se tiene como metas que el 52 % de las bebidas carbonatadas, tés, refrescos, jugos, néctares, bebidas vegetales, en polvo y para deportistas será reducido, bajo o libre de calorías; el 40 % de los energizantes será reducido, bajo o libre de calorías; y el 20 % de las maltas de nuestro portafolio será reducido, bajo o libre de calorías.

“Debemos seguir innovando para responder acertada y oportunamente a las tendencias globales de consumo”.
Luis Felipe Torres
Director de la Cámara de la Industria de Bebidas de la ANDI

Sin tít