Para Grupo Phoenix, el consumo de alimentosmientras se está en movimiento o realizando una actividad adicional, es una de las condiciones que marcan las rutinas de los consumidores de hoy.

vasos

Además, niños, jóvenes y adultos buscan soluciones que no solamente puedan disfrutar en cualquier momento, sino que también puedan llevar de manera segura a cualquier lugar.

Sumado a esto, según Grupo Phoenix, los consumidores buscan productos más amigables con el medioambiente, saludables, prácticos y asequibles, por eso creó el vaso con boquilla tipo pitillo.

Este producto está disponible en materiales como polipropileno o poliestileno. Puede ser decorado a través de etiqueta o impresión en In Mold Labeling (IML), siendo esta última la más recomendada para obtener el máximo provecho en imagen.

Tiene la posibilidad de fabricación en colores sólidos y transparentes, que permiten que el contenido envasado complemente la imagen del producto.

Este vaso funciona perfectamente en llenadoras industriales, se puede utilizar para cualquier tipo de alimento y/o producto líquido, permite consumir fácilmente mediante inclinación o succión.

Su exhibición, promoción y consumo es invertido respecto a los empaques convencionales, dejando el área de mayor contenido del recipiente como base y el área menor en la parte superior.

Tiene dos opciones de sellado de pestaña: Foil de aluminio o tapas plásticas. Según, María del Pilar Bolívar, directora de mercadeo para Grupo Phoenix, es fácil de sujetar, tiene menor riesgo de derrame y la boquilla garantiza la cantidad necesaria.Además, es monomaterial, fácil de reciclar, y apilable.
La Directora de mercadeo para

Grupo Phoenix, describe el producto como hecho a la medida del consumidor actual. Explica que el grupo trabaja analizando muy bien la tendencia del consumidor.

“Después de entender quiénes son las personas que demandan los productos, vamos a ver cómo los empaques influyen en este tipo de hábitos; ahí encontramos varias características del mercado de hoy”.

Una de estas características del consumidor actual, según Bolívar, es que hace varias tareas a la ve y a la alimentación ya no solo se le dedican tres momentos en el día, sino cinco.

“Para los productores, este empaque representa una oportunidad de resaltar en la góndola, frente a la competencia”, concluye.