El Mercado Latinoamericano busca moverse hacia una vida sana en el que la salud, especialmente la comida y sus porciones, son vitales para lograr este cambio.

single

Según el estudio Food Revolution, realizado por Nielsen, el 62 % de los consumidores está dispuesto a pagar un precio mayor por productos que lo apoyen en sus metas de salud.

Así que, ¿cómo puede la industria de los empaques aprovechar esta oportunidad?

El estilo de vida on-the go que lleva el consumidor, en el que se tiene menos tiempo para las actividades domésticas o físicas, lleva a la adaptación y diversificación del portafolio hacia uno que incluya el Single Serve Packaging, que cada vez tiene más adeptos y ya no es exclusivo para solteros.

El nuevo Darnel Flex Deli es un ejemplo de lo que busca el consumidor: contenedores que garantizan mantener fresca la comida, que puedan pasar del refrigerador al microondas, que sean amigables con el medio ambiente, prácticos y portátiles; son estos tipos de empaques los que tendrán una oportunidad por sobre los que no son capaces de adaptarse a las nuevas necesidades del mercado.

Por eso, estos son algunos consejos para no quedarse atrás:

  • El tamaño no debe ser un impedimento para innovar y agregar un valor diferencial en su oferta.
  • Asegúrese de utilizar los tamaños adecuados según las porciones de los alimentos.
  • Para estar acorde con la tendencia on-the-go, es fundamental que el tipo de cierre de los empaques sea seguro para el transporte.
  • Ser ambientalmente sostenibles es más que un valor agregado una exigencia del mercado actual.
  • Conservar la calidad y frescura del contenido por más tiempo es vital para la comercialización de los productos.