Como parte del empaque y embalaje en la industria panificadora y galletera en Colombia, se debe cumplir con ciertas normas de codificación e información necesaria para la comercialización del producto.

Por: Daniel González
Especialista en marcación Presidente, Marcando SAS

Desde el comienzo de la cadena hasta la entrega del producto final, todos los insumos que se utilizan para la transformación de las materias primas, deberán venir correctamente marcados, hasta la entrega al consumidor final. Este proceso denominado trazabilidad, permite que al momento de tener algún tipo de reclamación o sugerencia, el productor pueda detectar en qué parte del proceso se presentó la novedad o se deberá atribuir el requerimiento.

Tanto para grandes compañías de la industria, como para panaderías artesanales, es indispensable mantener los costos bajos para conservarse competitivos en todo momento. Contar con las herramientas y condiciones óptimas para la codificación serán vitales para reducir el desperdicio y asegurarse de dar a conocer a sus consumidores información importante.
La elección sobre cuál codificador utilizar dependerá de una variedad de factores, incluyendo:

“Las condiciones óptimas para la codificación serán vitales para reducir el desperdicio y dar a conocer información importante”

Ambiente de codificación:
Es indispensable trabajar con equipos de codificación que soportan ambientes densos y garanticen
que al equipo no entre material particulado que pueda ocasionar obstrucciones dadas las condiciones de presencia de partículas como harinas, azúcares o sales.

Todo esto para buscar alcanzar el objetivo, garantizar el correcto y continuo funcionamiento de su equipo de codificación, imprimiendo códigos limpios y contribuyendo a la disminución de tiempos de paradas.

Productos perecederos:
La naturaleza de los productos de panadería y pastelería significa en muchas ocasiones un corto periodo de vida del producto, además de la posibilidad de reprocesos durante los periodos de producción, por lo que una codificación adecuada es esencial para evitar devoluciones o una incorrecta entrega del producto.
Para este y otros tipos de aplicaciones, siempre será recomendable utilizar equipos con íconos y pantallas táctiles de uso intuitivo, esto puede reducir errores al crear o seleccionar códigos ya creados, además permitirán acelerar el proceso de codificación, agilizando también los cambios en la información al momento de realizar la impresión.
Es bueno contar con un tipo de impresión que se pueda ajustar a diferentes materiales y formas de empaque, rápido y flexible, ajustándose a sus necesidades.

Material de empaque :
La variedad de productos implica naturalmente una amplia diversidad de empaques incluyendo bolsas de papel, plásticas, metalizados, cajas plegadizas, corrugados, entre otros:
Para el caso de empaque flexibles o láminas de empaque, la marcación se podrá hacer antes o después de empacado el producto, utilizando distintas tecnologías. Para los casos en los que la lámina de empaque esté en rollo, se podrá codificar con tecnologías como TTO a una alta velocidad. Para este tipo de impresión existen tecnologías que le permitirán incluir textos con gran cantidad de caracteres. Para las cajas de cartón, estas podrán ser codificadas con tecnología láser sin requerir de una gran descarga de energía por parte del equipo láser sobre el sustrato, con un poco de esta podrá dejar una marca sobre el empaque, que permitirá su legibilidad en el mismo, por lo que será viable incluir una buena cantidad de información y a su vez lograr una excelente velocidad de impresión.