Una encuesta adelantada por el FCCI reveló que los productores de chocolate han visto disminuidas sus ventas hasta en 90 % por emergencia del COVID-19.

Con la quinta parte de la población mundial en confinamiento, las compañías productoras de chocolate han visto disminuidas sus ventas hasta en un 90%.

En las últimas semanas, el Instituto de Cacao Fino y Chocolate (FCCI, por su sigla en inglés) ha llevado a cabo una encuesta con productores de todo el mundo para hacer una radiografía del impacto que está teniendo el COVID-19 en las empresas del sector. Carla D. Martin, directora ejecutiva de FCCI, reveló los primeros hallazgos en un video publicado en su canal de YouTube.

Según afirmó la directiva, más de 120 compañías participaron en la encuesta, desde negocios con ingresos anuales desde menos de USD$ 100.000, hasta compañías más grandes, con un ingreso anual promedio superior a los $ 2.5 millones. 

Los primeros hallazgos de la encuesta revelan una realidad aleccionadora del impacto que este virus está teniendo y tendrá no solo en la industria del chocolate, sino también en varias pequeñas empresas de todo el mundo. Martin anunció que “el 20 % de los encuestados describió la situación actual como una amenaza, lo cual significa que, si los impactos continúan o se vuelven más severos, es probable que cierren”.

Por su parte, el 59.2 % afirmó que el coronavirus tuvo y está teniendo un impacto significativo en su organización. “Lo que significa que el 80 % de estos negocios en general están describiendo una amenaza existencial muy significativa para sus negocios”, explicó la directiva.

La mayor amenaza para las empresas proviene de una caída en las ventas. Más del 70 % de los encuestados ha visto una disminución del 50 % en las ventas, un 17 % adicional incluso ha visto una disminución de las ventas de hasta el 90 %, principalmente, por la cancelación de eventos, así como una disminución en la demanda del consumidor.

Escasez de suministros

Además del impacto financiero del coronavirus, algunas pequeñas empresas también informaron escasez de suministros en distintos frentes. “Uno es la escasez de equipo de protección o suministros de limpieza, que es un problema en la cadena de suministro de suministros de limpieza y equipos de protección hoy en día, por lo que es natural que esto también esté afectando a las pequeñas empresas. Otro es la escasez de suministros porque quizás su flujo de caja ha sido tan limitado que no pueden invertir en ellos actualmente”, señaló Martin.

Sin embargo, los resultados hasta ahora sugieren que no ha habido una interrupción severa en la cadena de suministro de cacao. “Todavía no parece que ninguno de los negocios encuestados esté experimentando sus propias interrupciones en la cadena de suministro de materias primas, y creo que es importante enfatizar eso”, explicó Martin.

 La ventana del comercio electrónico

Mientras que una quinta parte de la población mundial en cuarenta, en muchos países todavía es posible el envío de mercancías, lo cual están siendo aprovechado por los fabricantes de chocolate en las últimas semanas para aumentar las ventas de alguna manera. 

De hecho, el 30 % de los encuestados afirmó que anticipan mover las ventas completamente en línea.  “Un pequeño número de compañías dicen que realmente han visto un aumento en las ventas en línea. A menudo este aumento ha ido acompañado de una acción por parte de esas compañías para tratar de impulsar las ventas en línea durante este período de inestabilidad financiera e incertidumbre”, reveló la directiva.

La utilización de canales de venta en línea podría ser una forma de sacar a su empresa de la crisis del coronavirus. Hasta el 59 % de los encuestados están, o anticipan, aumentar los esfuerzos de marketing digital en el futuro previsible.

Le puede interesar: Grupo Bimbo toma medidas financieras frente al COVID-19