Enfermedades que van desde diarrea hasta cáncer con el resultado del aumento en el consumo de alimentos contaminados con el organismo bacteriano Staphylococcus Argenteus.

Científicos japoneses encontraron rutas potenciales de contaminación en algunos alimentos comercializados en todo el país.

Este aumento en el consumo de alimentos insalubres es la causa actual que ha generado más de 200 enfermedades en la nación insular y las cuales van desde la diarrea hasta el cáncer, siendo la primera, una de las más comunes y la cual ha afectado alrededor de 550 millones de personas en todo Japón.

Incluso en los países desarrollados, algunos patógenos bacterianos transmitidos por los alimentos amenazan la vida de las personas a través de la ingestión de las comidas diarias. Un motivo de preocupación es el Staphylococcus Argenteus, un organismo bacteriano que causa intoxicación alimentaria. 

Lea también: AUMENTA EL CONSUMO DE CAFÉ A 3,7 TAZAS DIARIAS POR PERSONA

Este organismo de descubrió por primera vez como un linaje genéticamente distinto en las comunidades aborígenes de Australia. Desde entonces, se ha aislado en otros continentes, lo que indica su prevalencia mundial.

En un estudio reciente, un equipo de científicos con sede en la Universidad de la Prefectura de Osaka en Japón, trató de examinar la prevalencia del organismo en alimentos como verduras, pescado, pollo, carne de res y cerdo de las tiendas minoristas. A su vez, utilizaron técnicas moleculares para identificar el material genético bacteriano mediante la reacción en cadena de la polimerasa y la secuenciación del genoma completo. A excepción del pollo, ninguno de los alimentos que probaron tenía evidencia de contaminación con ‘Staphylococcus argenteus’. Sin embargo, se encontró material genético del organismo en el 13,9% de las muestras de pollo analizadas.

Tras el análisis genético de los aislamientos del matadero, se asignaron 13 aislamientos al genotipo ST5961 y un aislamiento al genotipo ST5964. También se realizaron perfiles de toxinas y pruebas de susceptibilidad a los antibióticos. El perfil de toxinas reveló el gen selx en todos los aislamientos. Además, los genes sey adicionales, sel26 y sel27, solo se encontraron en ST5964, lo que implica que estos aislados que se originan en un matadero pueden causar intoxicación alimentaria estafilocócica

Le puede interesar: OIC ADVIERTE SUPERÁVIT EN EL MERCADO MUNDIAL DEL CAFÉ POR COVID-19

En otros estudios de confirmación, los investigadores utilizaron la filogenética para analizar secuencias de los 35 aislamientos de ‘Staphylococcus argenteus’ para aclarar la relación entre el pollo al por menor y los aislamientos derivados del matadero. Curiosamente, se encontró que algunos de los aislamientos de pollo al por menor se agrupaban filogenéticamente con los aislados de matadero. 

Además, cinco aislamientos de pollos al por menor y 13 aislamientos del matadero se agruparon y todos se clasificaron como ST5961. Estos hallazgos indicaron que el ambiente del matadero es probablemente una fuente de contaminación con ‘Staphylococcus argenteus’, lo que genera una propagación continua de bacterias en los alimentos procesados.