La FAO hizo un llamado a todos los involucrados en la cadena, para atender correctamente las medidas de inocuidad alimentaria.

Con motivo del Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, que se celebra este 7 de junio, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicó una serie de recomendaciones con el fin de promover la salud y poner fin al hambre en el mundo, a través de alimentos seguros.

Los que cultivan, procesan, transportan, almacenan, distribuyen, venden, preparan, sirven y consumen alimentos tienen la responsabilidad de la inocuidad y, por consiguiente, de seguridad alimentaria, según destacó la entidad. A continuación, le compartimos los consejos de la FAO:

1. Colaboración multisectorial

De acuerdo con el organismo, es importante que los sectores involucrados en las cadenas alimentarias —gobiernos, organismos económicos regionales, organizaciones internacionales, consumidores y productores— cooperen con el objetivo de promover la agricultura y los sistemas alimentarios sostenibles; un proceso en donde las autoridades de inocuidad de los alimentos pueden gestionar los riesgos a lo largo de toda la cadena alimentaria, incluso durante las emergencias.

2. Buenas prácticas

Los productores agrícolas y de alimentos deben adoptar prácticas seguras para hacer frente a los posibles riesgos para garantizar la inocuidad de los alimentos y, al tiempo, reducir al mínimo los futuros impactos ambientales.

3. Seguimientos de medidas

La FAO precisa que mientras se lleven adecuadamente los controles preventivos, se pueden abordar la mayoría de los riesgos de seguridad alimentaria. Todas las personas que participan en las operaciones alimentarias deben garantizar el cumplimiento de programas, como el HACCP (un sistema que identifica, evalúa y controla los peligros en cada una de las etapas). Por tanto, es importante hacer un buen procesamiento, almacenamiento y conservación de los alimentos.

4. Informar con claridad

Las compañías productoras tienen el deber de informar de manera oportuna, clara y fiable sobre los riesgos nutricionales y de enfermedad asociados a los alimentos, debido a que los comestibles poco seguros y las elecciones dietéticas poco saludables aumentan la carga mundial de enfermedades, conforme a la FAO.

También le puede interesar: 5 medidas para garantizar la seguridad alimentaria en una planta